Así puedes aumentar tu ritmo intestinal

¿Sientes que tus digestiones son demasiado lentas? Si te cuesta ir al baño con regularidad, quizá debas aumentar tu ritmo intestinal. Con estos alimentos podrás hacerlo.

Ir al baño de manera habitual es esencial para mantener nuestra salud. Expulsar lo que nuestro cuerpo no necesita nos ayudará a sentirnos más ligeras y a que nuestro cuerpo funcione con normalidad. Si quieres saber cómo acelerar tu metabolismo...¡quédate a leer esto!

No hay una regla firme acerca del número de veces que deberíamos ir al baño a lo largo del día: cada cuerpo es un mundo y funciona de manera diferente en función de una enorme cantidad de factores. Pese a que no sea una norma rígida, según diversos profesionales de la salud, lo óptimo es evacuar una o dos veces al día. En cualquier caso, ir al baño con regularidad nos ayudará a eliminar desechos y sustancias que nuestro cuerpo no necesita y absorber eficazmente los nutrientes. 

Si crees que tu ritmo intestinal no es tan rápido como debería y esto te ha causado algún que otro problema, existen una gran cantidad de alimentos que pueden hacer la tarea de ir al baño más sencilla. Te enseñamos algunos de ellos. 

Anacardos

Muchas veces asociamos erróneamente los frutos secos con el estreñimiento y los problemas digestivos, pero nada más lejos de la realidad: los anacardos son uno de los alimentos más ricos en fibra que podemos consumir. Los anacardos poseen también un considerable aporte de ácido oleico, que facilita el tracto intestinal haciendo que nos sea más fácil ir al baño. Como siempre, para aprovechar todos los beneficios de los frutos secos, procura escoger las versiones más naturales posibles, sin sales ni azúcares añadidos. 

Nísperos

¿Has probado alguna vez los nísperos? Son una de las frutas más mediterráneas que podemos encontrar. Esta jugosa fruta se caracteriza por su gran aporte de magnesio y calcio y por formar una barrera protectora en las mucosas de nuestro aparato digestivo. Además de un sabor dulce y una textura blanda, los nísperos contienen mucha pectina, una fibra natural que forma una especie de gel en nuestros intestinos, favoreciendo el tracto intestinal. Además, puedes incorporarlos a gran cantidad de recetas y postres para hacerlos saludables a la vez que deliciosos.

Trigo

Las semillas integrales son una de las fuentes de fibra natural más saludables que podemos encontrar. Por este motivo, siempre se recomienda recurrir a la versión integral de los hidratos de carbono que tomemos. Tomando trigo integral, reducimos los niveles de azúcares en sangre y aportamos un extra de fibra a nuestro cuerpo. Además, el trigo contiene una considerable cantidad de energías saludables y de proteínas, con lo que es ideal para que nuestros músculos se mantengan sanos. 

Lentejas

Las lentejas contienen una gran cantidad de hidratos de carbono dietéticos, lo que las convierte en una de las legumbres más saludables que podemos incorporar a nuestros menús. Por cada 100 gramos de lentejas, obtenemos aproximadamente 15 gramos de fibra para nuestro organismo. Estas legumbres tienen la peculiaridad de aportar dos tipos diferentes de fibra: soluble e indisoluble. La soluble garantiza una digestión más lenta, haciendo que podamos aprovechar los nutrientes durante más tiempo; mientras que la indisoluble es la encargada de mantenerse en nuestro organismo para facilitar nuestras evacuaciones. Por si fuera poco, tomando lentejas obtendremos un gran aporte de otros componentes beneficiosos, como hierro, magnesio o potasio. 

Continúa leyendo