¿Aún no sabes diferenciar a un vegano de un vegetariano?

Las nuevas tendencias en alimentación abren el debate sobre los beneficios y perjuicios de la exclusión de determinados alimentos en nuestra dieta. ¿Eres vegana o vegetariana?

Vegano vs. vegetariano, el eterno debate. Aún hoy, para muchas personas las palabras vegano y vegetariano les suena a lo mismo. Es decir, que si les pidiéramos una definición probablemente dirían que se son aquellos que no comen carne porque quieren proteger a los animales. Pero lo cierto es que reducir el mundo del vegano y vegetariano a eso no es del todo acertado.
Para empezar, el término vegetariano se refiere exclusivamente a aquel ser humano que excluye de su dieta el consumo de cadáveres de animales. Un significado que sigue vigente desde 1847. Sin embargo, sí que pueden comer productos de procedencia animal como lácteos, huevos, miel…
Esta situación es algo que a muchos veganos enfada, porque desligan su forma de vida a la de los vegetarianos. Los veganos identifican su filosofía vital como un principio moral que rechaza el uso de animales como medio para nuestros fines. Es decir, que reniegan del consumo de cualquier producto de origen animal, quedándose sólo con los de origen vegetal.

Incluso los veganos van más allá, y, como modo de vida, también adaptan este ideal a otros terrenos distintos de la alimentación. Por ejemplo, para la vestimenta, no usan productos que provengan de animales. Así que nunca comprarán chaquetas de cuero, lana o seda, o tampoco productos de belleza que hayan sido probados en animales o contengan partes de ellos.

¿Puedo ser vegetariano o vegano y estar 100% sano? La respuesta parece ser que sí, ya que muchos estudios demuestran que llevar una dieta vegetariana o vegana puede aportar beneficios cardiovasculares e incluso reducen el riesgo de sufrir cáncer. Además, llevando un control médico, siempre se puede completar la falta de nutrientes con complementos como la vitamina B12.

Continúa leyendo