Batch cooking, el arte de comer bien optimizando el tiempo en la cocina

¿Comer bien sin dedicar mucho tiempo a cocinar? Sí, es posible gracias al batch cooking, un método de toda la vida que ahora ha vuelto pisando fuerte.

Batch cooking

Puede que seas una de esas personas que ya ha escuchado este término en boca de algún cocinero, pero esta forma de preparar, almacenar y consumir comida ya lo practicaban nuestras abuelas y madres para ahorrar tiempo. Cocinar de más y guardarla para otros días es una técnica que las amas de casa llevan usando generaciones. Hace algunos años el cocinero Jamie Oliver desvelaba varias claves básicas de almacenamiento individual de comida, muy vinculadas a la práctica del batch cooking. ¿Sabes de lo que estamos hablando?

El batch cooking, algo así como cocinar por bloques o lotes, se trata de dedicar un día para hacer la comida de toda una semana y hacerlo de una forma más sana. Aunque en un principio te parezca una locura, dedicar 3 o 4 horas de un día que tú elijas te ahorrará mucho tiempo en el día a día.

También te puede interesar:

No consiste en prepararlo todo al detalle, pero sí de organizar lo que vas a comer cada día y de hacer, al menos, las preparaciones bases que componen ese plato. El batch cooking te ahorrará pensar cada día lo que tienes que hacer la jornada siguiente y si tienes el ingrediente en la nevera. Además, uno de los motivos por lo que crea adictos es que se ahorra mucho dinero al tener que calcular la cantidad que se va a ingerir por plato.

El batch cooking permite también que comas más sano, ya que la correcta medida y reparto de ingredientes y de nutrientes permite que no recurras al picoteo o comidas impulsivas. Poner orden en tu dieta también te posibilita que no desperdicies alimentos, ya que vas a calcular exactamente la cantidad que vas a comer cada fecha y vas a almacenar. No más compras impulsivas y comida tirada.

Las claves del batch cooking

Envasado eficiente

La principal clave de esta forma de entender la cocina es pensar los menús que quieres preparar: qué tienes en la nevera o qué necesitas comprar y qué mañana o tarde puedes aprovechar para dedicar a cocinar tus platos. No se trata de pasarte un día encerrada en la cocina con mil cazuelas, con 3 o 4  horas ya tendrás listo el menú de toda la semana. Aquí te ofrecemos los mejores trucos para que tengas éxito en tu aventura culinaria:

  1. A la hora de hacer la compra intenta incluir en tu menú semanal mínimo dos tipos de verduras con las que acompañar todos tus platos. De la misma forma, selecciona 3 variedades de fruta que te gusten, para incluir en todas tus preparaciones o para comer de postre.
  2. Aprovecha el tiempo de cocinado al máximo: si estás usando el horno para hacer una carne, puedes meter en la parte baja del horno unas verduras. Aprovecha los recursos usando el vapor de una cocción para mantener caliente otra.
  3. Como comidas principales, está bien que planifiques consumir semanalmente 2 guisos de cuchara, 1 plato de carne y dos de pescado (o viceversa). Teniendo en cuenta este criterio ya podrás pensar en miles de platos que cumplan este esquema.
  4. Piensa en platos que compartan ingredientes base para que utilices lo preparado en una misma cocción para diferentes menús. Aplica esto con los cereales y con las legumbres. Es importante tener en cuenta una fuente de proteínas y elegir una verdura para cada plato.
  5. Cuando tengas apuntado cuál va a ser tu menú, razona qué alimentos pueden aguantar varios días en la nevera y cuales tienen que congelarse.
  6. El batch cooking se trata de combinar la legumbre, el cereal, la verdura y la proteína. En esta combinación está la dificultad y la virtud de la técnica.
  7. A la hora de almacenar los ingredientes intenta usar recipientes de vidrio apilables, para poder reutilizarlos. El envasado al vacío es una buena opción para ahorrar espacio en tu nevera o congelador.
  8. Cuando estés metiendo los ingredientes en los tuppers, sepáralos en raciones diarias para que el día que lo vayas a utilizar sea más rápido y fácil.
  9. Para congelar verduras puedes recurrir a bolsas de congelado reutilizables, ya que estas ocupan muy poco espacio.
  10. Algunas de las verduras que aguanta bien en tu nevera varios días son el brócoli, la coliflor o la zanahoria. Pero si estás en la duda, las verduras aceptan el congelado sin ningún problema.

Ahora que ya conoces los puntos base para iniciarte en este mundo, ponlas en práctica y aprende a comer bien dedicando muy poco tiempo y recursos. ¡El batch cooking a tu alcance!

CONTINÚA LEYENDO