Buenas razones para comer legumbres

Las legumbres son fáciles de preparar, admiten mezclas variadas y resultan deliciosas y muy nutritivas para toda la familia. ¡Sobran las razones para tomarlas!

Buenas razones para comer legumbres

Las legumbres son fáciles de preparar, admiten mezclas variadas y resultan deliciosas y muy nutritivas para toda la familia. ¡Sobran las razones para tomarlas!

 

Con un toque personal además, podrás elaborar platos originales y convertir a las legumbres en platos exquisitos. Judías, lentejas, garbanzos… haz con ellos recetas de altura.

Judías

Para cocer las judías hay que cubrirlas con agua fría sin sal. Es aconsejable 'asustarlas', añadiendo un poco de agua fría durante la cocción. La cebolla, el ajo y el apio realzan su sabor. Con ellas se preparan exquisitos platos tradicionales como la fabada o el cocido montañés. Cocidas y aliñadas con aceite ajo, cebolla y perejil bien picados se convierten en una excelente guarnición. Las judías son ricas en fósforo y aportan al organismo una buena cantidad de vitamina B9 y magnesio. De hecho, es uno de los alimentos que posee más magnesio (140 mg por cada 100 gr). No contienen colesterol.

Lentejas

Las lentejas se cuecen con agua fría, igual que las judías. Los distintos ingredientes que acompañan a las lentejas se van añadiendo a la cazuela en distintos momentos, según el tiempo de cocción que precisen. Con verduras, arroz, chorizo, morcilla, salchichas o en puré, resultan siempre apetecibles. Las lentejas contienen una importante cantidad de fibra y vitaminas del grupo B, así como minerales: hierro, magnesio, sodio, potasio fósforo y zinc. Las lentejas son especialmente beneficiosas para nuestra alimentación cuando se combinan en la misma receta con cereales integrales como el arroz, la avena, el maíz o el trigo.

Garbanzos

Los garbanzos deben cocerse en agua caliente y, si hay que añadir más agua, también debe ser caliente. El cocido, con distintos matices e ingredientes, se elabora en toda nuestra geografía: los hay para todos los gustos. Esta legumbre está deliciosa también con pasta, en ensaladas o purés. Los garbanzos son una de las legumbres más energéticas porque contienen hidratos de carbono de absorción lenta (perfectos para personas diabéticas y las que necesitan energía a largo plazo) a la vez que una gran cantidad de fibra y minerales.

CONTINÚA LEYENDO