Buenos dúos para desayunar

¿Qué te parece enriquecer el desayuno para ayudar a tu organismo? Bien, ¿no? Aquí tienes 3 objetivos y cómo conseguirlos.

Buenos dúos para desayunar

¿Qué te parece enriquecer el desayuno para ayudar a tu organismo? Bien, ¿no? Aquí tienes 3 objetivos y cómo conseguirlos

 

Para las defensas

 

Pan con semillas de sésamo + requesón o queso para untar + 1-2 lonchitas de salmón ahumado + 1 zumo de pomelo. Las semillas de sésamo y el requesón son ricos en zinc, uno de los oligoelementos más importantes para el sistema inmunológico. Por su parte “el salmón aporta Omegas 3 y 6, esenciales también para las defensas”, dice la nutricionista Irene Cañadas, de Madrid, “y el pomelo es una de las frutas con más vitamina C, indispensable para los glóbulos blancos”.

 

Plus Toma más probióticos para aumentar tus defensas. Por ejemplo, una infusión de equinácea (tres tazas al día si tienes astenia primaveral).

Antiestrés

 

Pan integral + jamón de York (en lonchas o taquitos) + 1 cucharadita de paté + 1 vaso de leche. El pan integral posee vitaminas del grupo B (amigas del sistema nervioso) y fibra, que es calmante y saciante (lo mismo que las proteínas del jamón de York, bajas en grasa -un 3 % en 100 g-, y el paté). 

 

Plus Sustituye el paté por margarina enriquecida con vitaminas A, D y E y magnesio, antioxidantes que contribuyen a proteger el sistema inmunológico y el sistema nervioso.

Facilitar el tránsito

 

Pan integral + compota de ciruelas + 1 vaso de leche fermentada con bífidus + 1 infusión a la menta. Rico en fibra, el pan integral estimula el intestino perezoso. Las ciruelas también y, si la compota en lugar de azúcar lleva endulzantes como el maltitol o el sorbitol, sus efectos laxantes se duplican. Por su parte, los bífidus repueblan la flora intestinal (fundamental tanto para las defensas como para que el intestino funcione de forma correcta). ¿La infusión de menta? Evita los gases y activa la digestión.

 

Plus Acostúmbrate a tomar en ayunas, al levantarte, un vaso de agua templada con una cucharada de semillas de lino que hayas dejado toda la noche (sólo caliéntalo en el microondas 2 segundos). De este modo, despertarás al intestino y activarás su trabajo.

Etiquetas: Dieta, Nutrición

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS