Buenos hábitos para una mejor calidad de vida

Una alimentación desequilibrada, el estrés y el sedentarismo provocan trastornos intestinales, sobrepeso… Una mala calidad de vida en definitiva. Toma nota de estas recomendaciones para empezar a sentirte mejor y prevenir problemas de salud.

Buenos hábitos para una mejor calidad de vida

Una alimentación desequilibrada, el estrés y el sedentarismo provocan trastornos intestinales, sobrepeso… Una mala calidad de vida en definitiva. Toma nota de estas recomendaciones para empezar a sentirte mejor y prevenir problemas de salud.

 

Sigue estas pautas

Para estar y sentirse bien no basta únicamente con tomar alimentos saludables, es importante ingerirlos en la proporción adecuada. Si has eliminado de tu dieta las legumbres, la pasta o el pan pensando que así te mantendrás sana y delgada no sólo estás en un error, además estás poniendo en peligro tu salud. El 50% de las calorías que se consumen a diario deben proceder de los hidratos de carbono, el 30% como máximo, de las grasas y el 20% de las de las proteínas. Cada día debemos aportar al organismo al menos 25 gramos de fibra procedentes de verduras y hortalizas, frutas (mejor con piel) y cereales integrales. Si sigues esas pautas evitarás los problemas intestinales y otros como la obesidad o la diabetes que también están relacionados con los malos hábitos alimenticios.

Tres reglas básicas

Ten en cuenta que no existen alimentos buenos o malos sino dietas equilibradas y que no lo son, por eso la alimentación debe ser variada y adaptadas a las necesidades de cada individuo, que cambian según la edad, el sexo o la actividad física que se realice, entre otras cosas. En general, estas son las tres reglas básicas que debes aplicar para no sufrir trastornos intestinales y llevar una dieta equilibrada: toma todos los días cereales integrales, lácteos, patatas y cinco raciones de fruta y verdura; entre 2 y 3 veces por semana, legumbres y frutos secos, pescado blanco y azul, huevos y carne magra y, de vez en cuando, carne grasa, dulces y bollería.

El ejercicio es fundamental

El agua y la práctica de ejercicio físico son esenciales para mejorar la calidad de vida. El sedentarismo es uno de los grandes enemigos de la salud. El exceso de grasa se debe a que se ingieren más calorías de las que se consumen así que es necesario aumentar el gasto calórico. Lo mejor: andar al menos 30 minutos cada día y no olvides beber al menos 2 litros de agua a diario.

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS