¿Cabello frágil? Esto es lo que debes comer para fortalecerlo

¿Tienes el pelo frágil y quebradizo? Esto es lo que tu alimentación debería incluir para volverlo mucho más sano y resistente.

Al igual que la piel, la condición del cabello es un signo externo de nuestra salud interior. Las células que componen cada hebra de nuestro pelo requieren un suministro regular de nutrientes clave, que sirvan para proporcionarle brillo, fuerza y suavidad ¿Tienes el pelo frágil y quebradizo? Esto es lo que deberías comer para volverlo mucho más sano.

Proteínas: Como el cabello está hecho de proteínas, asegúrate de tomar las suficientes en tu dieta. Si no lo haces, es probable que tu cabello se vuelva seco, quebradizo y débil. Elige pollo, pavo, pescado, productos lácteos y huevos como excelentes fuentes de proteínas junto con fuentes vegetarianas como legumbres, o por ejemplo, nueces.

Hierro: El hierro es un mineral muy importante para el cabello -la falta de este compuesto es una de las principales causas de la caída del cabello-. El folículo piloso y la raíz se alimentan de un suministro de sangre rico en nutrientes. Cuando los niveles de hierro caen por debajo de cierto punto, es posible que experimentes anemia, lo que interrumpe el suministro de nutrientes al folículo, afectando el ciclo de crecimiento del cabello. Los productos de origen animal como la carne roja, el pollo y el pescado proporcionan hierro con una alta biodisponibilidad. Los vegetarianos también pueden aumentar sus reservas de hierro al incluir lentejas, espinacas y otras verduras de hoja verde como el brócoli, la col rizada y las verduras para ensalada.

verduras
iStock

Vitamina C: La vitamina C ayuda a la absorción de hierro, además de ser un potente antioxidante. Las mejores fuentes son las grosellas negras, los arándanos, el brócoli, la guayaba, los kiwis, las naranjas, la papaya, las fresas y las batatas. La vitamina C también ayuda en la producción de colágeno, que fortalece los capilares que irrigan los tallos del cabello.

Omega 3: Los ácidos grasos omega-3 son grasas importantes que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo y, por lo tanto, deben obtenerse a través de la dieta. Los omega-3 se encuentran en las células que recubren el cuero cabelludo y también proporcionan el sebo que mantienen el cuero cabelludo y el cabello hidratados. Incluye pescados grasos en tu alimentación como el salmón, el arenque, las sardinas, o la trucha y fuentes vegetales como el aguacate o las semillas de calabaza.

Vitamina A: El cuerpo necesita vitamina A para producir sebo, que actúa como acondicionador natural para un cuero cabelludo sano. Toma productos de origen animal y verduras de color naranja o amarillo con alto contenido de betacarotenos como zanahorias, calabazas y batatas.

Continúa leyendo