Cara a cara con el aspartamo

En primer lugar porque sí está comprobado que:
.- ayuda a controlar la ingesta de calorías
.- es un gran recurso para diabéticos

Además, es más difícil de eliminar de lo que crees, ya que se encuentra en  en multitud de productos, como yogures, chicles, postres, bebidas edulcoradas, o incluso pasta de dientes.

Se recomienda un consumo de 3,4 gramos al día. Para sobrepasar esa cantidad deberías tomar la friolera de 20 refrescos con gas.

Además, no provoca caries ni sube los niveles de glucosa en sangre. Es falso que aumente el apetito. De hecho, este edulcorante ha sido autorizado por autoridades reguladoras de todo el mundo como la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.).

Continúa leyendo