Vídeo de la semana

¡Cárgate de Energía!

La llegada del frío puede poner en jaque a nuestro organismo. Para prevenir los efectos adversos de las bajas temperaturas propias del otoño, debemos prestar atención al cuerpo, que necesita un aporte extra de energía y reforzar el sistema inmunológico. “Alimentos ricos en antioxidantes, prebióticos y probióticos pueden servir de ayuda para que nuestro sistema inmune trabaje de forma adecuada y nos proteja de infecciones en las vías respiratorias”, afirma Álex Pérez, nutricionista de GO fit. ¿De qué alimentos se trata? De los productos de temporada. Toma nota:
“El consumo de alimentos ricos en antioxidantes (en frutas y verduras), prebióticos (en ajo, cebolla, alcachofa) y probióticos (en yogures y otros alimentos fermentados) pueden servir de ayuda para que nuestro sistema inmune trabaje de forma adecuada y nos proteja, en este caso, de infecciones de las vías respiratorias”, explica el nutricionista. Las frutas que se comen en otoño han tenido que madurar en el transcurso del verano, por lo que han tenido suficientes horas de luz solar para acumular una buena cantidad de energía en forma de azúcares y sintetizar vitaminas junto a otros nutrientes. Y los frutos secos que se recolectan a finales de otoño o principios de invierno, siguen el mismo proceso, pero en este caso han acumulado una buena cantidad de grasas insaturadas y proteínas. Los cítricos son uno de los principales protagonistas de la temporada. Naranjas, mandarinas, pomelos, por su riqueza en vitamina C, son frutas especialmente indicadas en el otoño-invierno y están en su mejor momento.
Debemos fijarnos en el color de los alimentos para detectar en qué nutrientes son ricos. En otoño, los tonos cálidos como naranjas, rojizos y amarillos indican abundancia de carotenoides, que serán transformados en vitamina A en el organismo. Ésta tiene, entre otras funciones, un marcado poder antioxidante.
Las calabazas, zanahorias y pimientos, por ejemplo, son ricos en estos nutrientes. En el mercado podemos encontrar innumerables alimentos con estas propiedades:
Higos: azúcares y fibra.
Avellanas: fibra, proteína y grasas insaturadas, vitamina E y folato, calcio, magnesio y potasio.
Nueces: fibra, omega 3 y vitaminas grupo B.
Uvas: polifenoles, azúcares y fibra.
Naranjas: vitamina C y fibra.
Calabazas: betacaroteno (precursor vitamina A), fibra y otros antioxidantes.

Continúa leyendo