Carnes, ¿rojas o blancas?

Las carnes rojas y blancas se complementan entre sí y ambas deben formar parte de nuestra dieta.

Las carnes rojas y blancas se complementan entre sí y ambas deben formar parte de nuestra dieta. La carne es un alimento fundamental en una dieta equilibrada porque nos aporta proteínas de alto valor biológico y contiene todos los aminoácidos esenciales para nosotros. 

Junto con las vitaminas y minerales que también nos proporciona, desempeña un importante papel en el funcionamiento de nuestro organismo

Proteínas: aportan la misma cantidad

Carne roja

Cien gramos de carne roja aportan 20,7 g de proteínas de alto valor biológico, aprovechables en su totalidad para la formación de tejidos, hormonas, anticuerpos y enzimas que regulan el buen funcionamiento del organismo. Un buen nivel de proteínas en la dieta, contribuye a disminuir es estrés y a prevenir las infecciones

Carne blanca

También las proteínas del pavo o del pollo tienen un alto valor biológico. 100 g nos aportan 21,9 g de proteínas. Su consumo ha aumentado en los últimos años, lo que ha llevado a la producción masiva de aves en granjas con un abuso de hormonas y antibióticos. Por eso, son mejores las carnes de las aves que se han alimentado con piensos biológicos.

Grasas: las aves tienen menos 

Carne roja

Dependiendo de la pieza elegida, la carne roja puede llegar a tener hasta un 20 % de grasas saturadas en su composición. En la actualidad está claramente relacionado el consumo de grasas saturadas con el aumento de los niveles de colesterol en sangre. Lo ideal sería consumirla una vez por semana. 

Carne blanca

- El pollo tiene menos grasa que las carnes rojas y como la mayoría están en la piel, se quitan con facilidad.

- El pavo tiene todavía menos grasa y en algunas partes, como la pechuga, son poliinsaturadas. Su bajo contenido en grasa hace que a algunas personas esta carne le resulte más insípida, por lo que hay que cocinarla con abundante condimento.

Minerales: ganan la ternera y el cerdo 

Carne roja

- El contenido en hierro de la carne de ternera, es muy elevado y, además, se absorbe muy bien, por lo que su consumo previene la anemia ferropénica. Además, es una fuente importante de vitamina B12, fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

- La carne de cerdo es especialmente rica en tiamina, una vitamina que ayuda en el crecimiento. 

Carne blanca

Las carnes blancas aportan hierro y zinc de fácil absorción, en la carne oscura el doble que en la pechuga. Constituyen un alimento excelente durante el embarazo, pues contiene hierro y menos grasas que la carne roja. 

La pechuga de la carnes blancas contiene el doble de vitamina B6 que la de las carnes rojas. La vitamina B6 es muy útil para prevenir el síndrome premenstrual.

Alitas de pollo agridulces

¿Te gustan las alitas de pollo? Te proponemos una receta deliciosa de alitas de pollo agridulces. ¡Absolutamente espectaculares y muy fáciles de hacer! No te pierdas este picoteo con el que triunfarás.

También te puede interesar:

Continúa leyendo