Cinco ocasiones en las que no deberías consumir verdura

Las verduras y vegetales son clave para la pérdida de peso, para la prevención de enfermedades y para mejorar la salud, aunque hay algunas ocasiones en las que su consumo no está recomendado, ¿lo sabías?

El consumo de vegetales es uno de los comportamientos más asociados con el control de peso a largo plazo, la salud y la longevidad. Las verduras son uno de los grupos de alimentos más saludables para el organismo, aunque esto no quiere decir que sean siempre recomendables para todas las personas. Algunas afecciones médicas afectan a la forma en que se digieren y absorben los alimentos, y esto incluye también, las verduras, muy ricas en fibra. Además del malestar estomacal que pueden causar a algunas personas, existen algunas razones más (y algunas ocasiones puntuales) en las que no deberías comer verduras. ¿Las conocías? Te las descubrimos.

Antes de realizar ejercicio intenso: Como sabe cualquier atleta de resistencia, los períodos prolongados de ejercicio intenso pueden causar más que fatiga muscular. Cuando se comienza a hacer ejercicio físico, la sangre fluye hacia los músculos que están trabajando y menos sangre llega al estómago, donde empieza la digestión. Si has consumido verduras con mucha fibra en las horas previas a un evento de resistencia y la comida no se digiere totalmente podrías sufrir malestar estomacal y diarrea". La mejor solución es evitar los vegetales antes de hacer ejercicio: mejor los carbohidratos de fácil digestión.  

Enfermedad de Crohn: Durante un brote de la enfermedad de Crohn, un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal, debes comer alimentos que sean suaves para el estómago y los intestinos para ayudar a que el tracto gastrointestinal sane. Aunque no es óptimo para la salud de todo el cuerpo, puntualmente se recomienda a los pacientes de Crohn reducir el consumo de frutas, verduras y cereales integrales durante un brote. Lo mismo ocurre con otras personas con dolencias intestinales.

vegetales
Pexels

Problemas con los riñones: Las personas con enfermedad renal crónica o insuficiencia renal deben evitar las verduras con alto contenido de potasio y fósforo, porque los riñones no pueden eliminar esos elementos del torrente sanguíneo. La lista de prohibiciones para la mayoría de los pacientes con enfermedades renales incluye las batatas, las patatas normales, los espárragos, los champiñones y las coles de Bruselas.

Acidez estomacal: Si sufre acidez estomacal con frecuencia, es posible que desees mantenerte alejado de verduras ácidas como los tomates. Cuando el ácido del estómago se encuentra con la comida ácida, los síntomas de la acidez estomacal y el reflujo empeoran.

Si tienes gases y cólicos: Las verduras más conocidas por causar gases e hinchazón debido a su contenido de fibra incluyen el brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, la coliflor y los espárragos. Para solucionar este problema, consume la verdura de forma progresiva.

Continúa leyendo