¿Cistitis en el Embarazo?

La gestación es por sí misma un periodo que favorece la presencia de bacterias en el tracto urinario inferior. Además, en la mujer embarazada es importante detectar las bacteriurias asintomáticas: aunque no se tengan síntomas (urgencia de orinar, dolor, escozor), el análisis muestra gérmenes en la orina. ¿El tratamiento? Si no se está embarazada, la sola presencia de bacterias en la orina, sin síntomas, hoy no se suele tratar. Pero en el caso de que se esté embarazada sí, ya que la presencia continua de gérmenes en la orina puede causar problemas y afectar al crecimiento del bebé. Por eso, acude a tu médico, para que valore tu caso.
Para prevenir la cistitis: mantén la higiene de los genitales sin excederte en el número de lavados al día, ya que la higiene excesiva puede ser tan perjudicial como la falta. Bebe litro y medio de agua cada día, pues favorece que la orina esté menos concentrada y haya menor predisposición a una infección. también debes evitar el estreñimiento.
A la hora de orinar, vacía por completo la vejiga (es aconsejable orinar antes y después de las relaciones sexuales). Así se arrastran las posibles bacterias de la uretra.

Continúa leyendo