Claves para no dejar la dieta

Piensa en positivo. Cuando flaquees, no te dejes llevar por ideas negativas: date ánimos. Tú puedes.

Piensa en positivo. Cuando flaquees, no te dejes llevar por ideas negativas: date ánimos. Tú puedes.

 

1. Comparte lo que te pasa. Es bueno sentirse acompañado, hablarlo en grupo o con tu médico. A veces sólo es necesario ‘poner palabras’ lo que nos ocurre para que disminuya la ansiedad.

 

2. Recuerda tus logros. “No sólo en los kilos bajados, sino también en el estado de ánimo, de tu autoestima: la libertad que te proporciona cuidarte, sentirte mejor”, explica Leticia Plaza, nutricionista de la Clínica Ravenna.

3. Intenta distraerte. “Cuando la comida invade la mente, es bueno hacer otras cosas: salir, caminar, leer un libro, escuchar música, darse un baño relajante o llamar a una amiga. Se trata de cambiar el foco de atención y, por lo tanto tranquilizarte”.

 

4. No te expongas. “Esos días tan difíciles, evita manipular más comida de la necesaria, sobre todo la que comprometa tu deseo. Porque es muy fácil que, si lo que comemos nos gusta mucho, queramos comer más: hay que evitar esas trampas. Elige comidas ‘poco estimulantes’: te será más fácil no repetir”.

 

El aliado perfecto para la dieta: el deporte

En el deporte que practiques  ve poco a poco. Aumenta el  esfuerzo y adáptalo a tus circunstancias. Escucha tu cuerpo y si es necesario párate a descansar. En pocas semanas verás cómo tu dieta suma eficacia.

 

- Texto original: Carmen Sabalete.

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo