Vídeo de la semana

Claves para una postura correcta en la oficina

Pasas medio día sentada en tu oficina, pero ¿estás segura de que tu postura es la correcta? Aprende cómo sentarte para que tu cuerpo no se resienta.

Pasas medio día sentada en tu oficina, pero ¿estás segura de que tu postura es la correcta? Aprende cómo sentarte para que tu cuerpo no se resienta.

 

A veces no damos importancia a cómo nos sentamos, pero una buena postura influye en nuestra salud e incluso tiene efectos psicológicos. Investigadores de la Universidad de California y de Toronto han comprobado que tan solo con caminar erguidos reducimos nuestra sensibilidad al dolor, tanto el físico como el psicológico, más que si adoptamos malas posturas o vamos encorvados. Además, debes evitar cruzar las piernas y para los hombres es importante no sentarse con la cartera en el bolsillo, ya que ambas posturas desalinean la pelvis, haciendo sufrir a piernas y rodillas. Esta es la postura correcta:

-El peso se debe repartir entre la silla y el suelo. No debe recaer en el pecho ni en la zona lumbar. El pecho no debe de estar hacia delante, hay que mantenerlo recto.

 

-Los pies deben estar completamente apoyados en el suelo y hay que mantener las rodillas al mismo nivel o por encima de la caderas. Las rodillas tienen que formar un ángulo recto.

 

-Apoya la espalda en el respaldo del asiento, sobre todo la zona lumbar.

 

-Es importante que desde el final de la silla hasta la parte posterior de la rodilla queden unos centímetros libres para no presionar la circulación y los elementos nerviosos de esa zona.

 

-Sitúa la pantalla del ordenador a unos 45 centímetros de la cara, a la altura de los ojos o ligeramente por debajo. 

 

-Para teclear no debes levantar los hombros. Las muñecas y los antebrazos se tienen que alinear con el teclado. Es mejor apoyar los antebrazos en la mesa.

 

-Para utilizar el ratón, muñeca y codo han de estar alineados.

 

Por último, no olvides levantarte cada 40 minutos y andar un poco, subir alguna escalera… En definitiva: moverte. Tu cuerpo notará la mejoría.

Continúa leyendo