Come de pícnic y no engordes

En verano se ganan kilos. Por estadística, es una afirmación que resulta cierta. Este aumento de peso viene dado, en gran parte, por las actividades de ocio propias de la época estival.

  • Autor: Carmen López

Las cañitas en el chiringuito, las cenas que se alargan para disfrutar del fresco o los helados en la playa. El verano es, después de la Navidad, una de las temporadas más peligrosas para la báscula. Las vacaciones invitan a dejarse llevar por el placer del dolce farniente y a relajarse a todos los aspectos, incluido el de la alimentación.

Irse de pícnic es una actividad habitual durante los meses estivales. El calor aprieta y comer a la sombra de los árboles con la brisa amainando el calor es una alegría. Pero los menús suelen estar un poco alejados de lo saludable. Como explica el dietista nutricionista Ángel Soriano, perteneciente a la red de Doctoralia, “Es típico no escatimar a la hora de llevarse alimentos para hacer un pícnic en la playa o en el campo, por lo que resulta fácil pasarse en la cantidad”.

Además, como también señala Soriano, contundentemente, “una práctica común es llegar a la playa o al campo, sentarse al lado de la nevera y pegarse todo el día sacando cosas de ella y comiendo mientras se conversa alegremente, sin levantarse de la silla para nada”.

Ventajas y peligros

Prepara una cesta de pícnic repleta de alimentos frescos y saludables, te resultará más sencillo no pasarte.

“Según datos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), los españoles ganan una media de tres kilos durante el verano. Aunque durante ese período no se le dé demasiada importancia al hecho, los problemas llegan cuando se vuelve a la rutina.

Es ahí donde muchas personas recurren a las conocidas como ‘dietas milagro’, que suelen traer consigo el nocivo efecto yoyó. Para evitarlo, lo mejor es prevenir, como dice el refrán, pero, si no se consigue, lo que recomiendan los profesionales es planificar una rutina alimentaria fácil de seguir y practicar ejercicio moderado.

Consejos para disfrutar del pícnic sin engordar

  1. Mantén la pauta habitual (correcta) de alimentación. Disfruta del día en la naturaleza en lugar de basar el día en comer y beber.
  2. Evita estar todo el día sentada. Aprovecha los espacios naturales para caminar o practicar algún tipo de deporte, idealmente antes de comer y tomando precauciones con el sol y las horas de calor.
  3. Evita comer grandes cantidades, ten en cuenta que ese día te vas a mover poco.
  4. Escoge snacks poco calóricos, como los que proponemos.
  5. Modera las calorías líquidas ( zumos, refrescos, cerveza, tinto de verano). Son bebidas que aportan muchas calorías, pero que entran bien al tomarse fresquitas, por lo que es fácil excederse en las calorías sin darse cuenta.
  6. Respeta las horas de comida y evita estar todo el día picando.

¿Qué platos preparar para un pícnic saludable?

El verano es una temporada muy rica en frutas y verduras que pueden servir de base para preparar recetas sabrosas y saludables. Estas son algunas sugerencias del profesional.

Para la comida: 

  • Picadillo de tomate, cebolla, pimiento y atún.
  • Pimientos asados con melva.
  • Gazpacho.
  • Ensalada de judías verdes, atún y huevo duro.
  • Revueltos de verduras.
  • Tortillas de verduras.

Para la merienda: 

  • Sandía.
  • Melón.
  • Nectarinas.
  • Melocotones.
  • Picotas.

Snacks: 

  • Fruta deshidratada
  • Edamame tostado
  • Bastoncillos de zanahoria
  • Brochetas de fruta fresca

 

Continúa leyendo