¿Comemos suficiente pescado?

¿Sabías que un 33 % de la población puede pasar más de una semana sin tomar pescado? Desde Naturlíder nos explican por qué debemos consumirlo.

Según un reciente estudio de la Confederación Española de Pesca, un 33% de la población no come pescado durante más de una semana, y el 8% no lo come nunca. Pasamos de consumir 29,9 kg por habitante en 2014 a 25,86 kg el año pasado. Cada vez tomamos menos pescado, lo que puede provocar deficiencias nutricionales. Este alimento nos aporta ácidos grasos esenciales para la vida, por eso deberíamos consumirlo prácticamente a diario. ¿Lo ideal? 2,5 g de ácidos grasos Omega-3 al día. Desde Naturlíder nos detallan sus beneficios.

 

Beneficios de comer pescado

 

Nos aporta proteínas de alto valor biológico y contiene todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita en la cantidad y proporción ideales para su buen funcionamiento. Además su valor calórico es relativamente bajo, con lo que controlamos nuestro peso, sumando ácidos grasos poliinsaturados.

 

¿Los mejores?

Procura que sean de menor tamaño, ya que los peces grandes se relacionan con un alto contenido en metales pesados.

¿Para qué es bueno?

 

Gracias al Omega-3 es cardiosaludable, aumenta los niveles de colesterol HDL o “bueno” y reduce el LDL o también llamado “colesterol malo”, con lo que evitamos coágulos o trombos al reducir los lípidos en sangre, además de disminuir el riesgo de aterosclerosis e hipertensión.

 

Para la artitris

Las prostaglandinas son unas sustancias procedentes del Omega-3 que tienen una acción antiinflamatoria con acción vasodilatadora que es muy positiva para los casos de artritis reumatoide. Contiene minerales y oligoelementos necesarios para el cerebro y sistema nervioso, además de vitaminas liposolubles e hidrosolubles.

 

Previene la diabetes y la obesidad

Como dato curioso, se ha observado que en los países donde el consumo de pescado es más bien bajo (estudio epidemiológico publicado por autores canadienses en 5 continentes), el índice de diabetes mellitus no dependientes de insulina acompañado de obesidad era mayor que en el resto.

Incluye el pescado en tu dieta

 

Este producto es muy fácil de digerir por nuestro sistema digestivo y sus posibilidades en el modo de preparación son múltiples. Además, en algunos pescados la espina también se come, siendo una fuente muy rica de calcio, como en las sardinas o anchoas en lata.

 

Si no te animas...

Si, a pesar de todo, no eres capaz de incorporarlo a tu alimentación, puedes recurrir a complementar tu dieta con un suplemento de Omegas pero siempre con la garantía de calidad IFOS que asegura que está libre de metales pesados.

 

Por: Susana Castañeda, naturópata y experta en autocuidado, y RRPP Naturlíder.

Continúa leyendo