¡Comida para tus Ojos!

Existen alimentos que protegen y agudizan la vista, nutrientes capaces de prevenir (y aliviar) patologías como las cataratas, la degeneración macular, el glaucoma, la fotofobia, la sequedad ocular o las conjuntivitis. Sse trata de los carotenoides, antioxidantes y ácidos grasos. Toma nota:
Los carotenoides protegen la retina: en la parte central de ésta se encuentra la mácula, que es la responsable de la visión especializada, y su degeneración impide leer, ver la tele o reconocer los colores. Los alimentos ricos en carotenoides protegen la retina de la oxidación y pueden prevenir la degeneración macular, según un estudio publicado en Ophthalmic and Physiological Optics. Se encuentran en... zanahorias, calabazas, tomates, mangos, melocotones, albaricoques, melones, cerezas y naranjas son fuente de betacarotenos; la luteína abunda en kiwis, calabacines, frutas del bosque y verduras de hoja verde, y la zeaxantina, en mangos, papayas, berros, maíz y achicoria.
Antioxidantes contra las cataratas: con la edad, el cristalino se vuelve opaco, lo que provoca cataratas. Pero no siempre, porque diversas investigaciones han demostrado que la incidencia de esta patología es menor entre quienes siguen una dieta combinada de vitaminas C y E y cinc, antioxidantes capaces de neutralizar los radicales libres, responsables del envejecimiento. Toma cítricos, frutas tropicales, pimientos y coles son ricos en vitamina C; los aceites vegetales, frutos secos, yema de huevo, germen de trigo y vegetales verdes, en vitamina E, y mariscos, carnes magras, hígado, legumbres, levadura de cerveza y lecitina de soja, en cinc.
Omega 3 para el glaucoma y la sequedad ocular: una ingesta elevada de estos ácidos grasos protege contra el síndrome del ojo seco, que se caracteriza por la incapacidad para producir lágrimas. También se ha comprobado que en las poblaciones que siguen dietas ricas en Omega 3 disminuyen drásticamente los casos de tensión ocular (glaucoma). Se encuentran en... los pescados azules: salmón, caballa, atún, bacalao y sardina.
Además: los vegetales (amarillos, rojos y verdes oscuros), los lácteos, la yema de huevo, el hígado (vaca, pollo) y el aceite de hígado de pescado son ricos en vitamina A (retinol). Esta vitamina previene la ceguera nocturna, la inflamación de los párpados, las úlceras de la córnea ¡y las conjuntivitis!
La vitamina B2 (riboflavina) alivia la fatiga ocular, oxigena la córnea y evita la fotofobia, porque permite que los ojos se adapten a los cambios de luz. No te faltará si tomas hígado, carnes, pan integral, productos lácteos y setas crudas.

Continúa leyendo