Vídeo de la semana

5 comidas saludables para las fiestas que puede preparar en minutos

¿Quién dijo que para preparar una buena cena o comida tienes que estar todo el día cocinando? Estos platos se preparan rapidísimo y están buenísimos.

recetas navidad
iStock

¿Cuánto tiempo dedicas a preparar la cena de Nochebuena o la comida de Navidad o Año Nuevo? Posiblemente demasiado. Es cierto que algunas recetas llevan bastante tiempo, pero hay otras que puedes preparar en muy pero que muy poco tiempo y que están igualmente deliciosas. Igualmente, hay algunos trucos que puedes seguir que pueden hacerte ahorrar tiempo a la hora de cocinar. ¿Algunos de ellos?

Trata de mantener ciertos alimentos básicos en tu cocina, en tu nevera y congelador en los que confiar cuando no tengas tiempo o ganas de comprar. Tampoco tienes que sentir presión por tener que ser creativa o tradiciona en estas fechas: no hay nada de malo en preparar platos sencillos como un pastel de carne o incluso una pizza. Otras formas de ahorrar tiempo cocinando en esta época del año (y siempre, en realidad) es optar por ingredientes frescos preenvasados. Por ejemplo, aunque cortar y picar los ingredientes de una ensalada es fácil, ahorrarás tiempo si compras una ensalada en bolsas que ya venga preparada. Por último, ten en cuenta que es mejor gastar un poco de dinero extra, si es necesario, en ingredientes que vengan ya cortados, por ejemplo, en lugar de comprarlos enteros y tener que desperdiciarlos después.

¿El siguiente paso? Cuando llegues a tu cocina, opta por recetas fáciles y sencillas con las que no complicarte. ¿Necesitas ideas? Aquí tienes algunas:

Pollo asado de inspiración italiana: Esta es una receta típica del país vecino que te encantará. ¡Y que puedes tener lista en pocos minutos! Compra un pollo asado, verduras congeladas (la calabaza y las judías verdes casan muy bien en esta receta) y una caja de pasta. Saltea ligeramente las verduras en un poco de aceite de oliva y ajo, agrega un poco de caldo de pollo y corta el pollo en trozos pequeños. Hierve la pasta, escúrrela y añádela a la mezcla de verduras y pollo. ¡Y listo!

Ensalada de temporada: Simplemente cubre tus verduras de ensalada favoritas (canónigos, lechuga, kale, espinacas…) con un poco de proteína, como queso semidescremado rallado, atún o salmón enlatados, o frijoles enlatados y enjuagados o trocitos de pollo. Mejora aún más este plato agregando algunos frutos secos.

ensalada
Pexels

Minipastelitos de carne: La receta clásica de pastel de carne nunca falla. Combina 2 tazas de vegetales mixtos picados con tus condimentos favoritos (ajo en polvo, cebolla, pimentón ahumado y chile en polvo funcionan bien), 1 taza de pan rallado, 1 huevo y 400 gramos de ternera o pavo molido magro. Vierte la masa en un molde para muffins con un poco de aceite en aerosol antiadherente y hornéalo a 200 grados durante 20. ¡Tendrás unos pastelitos de carne deliciosos!

Pizza festiva: Una pizza siempre es una buena opción. Compra una masa para pizza (preferiblemente de trigo integral) y caliéntala en una bandeja para hornear con anticipación. Decórala con espinacas tiernas, champiñones en rodajas, tomates frescos picados, queso mozzarella rallado y ajo machacado. Después, hornea la pizza a 210 grados hasta que el queso burbujee y la corteza esté dorada, no te llevará más de 25 minutos.

Aperitivo de huevos rellenos: Hierve los huevos en agua durante unos cinco minutos. Después de pasarlos por agua fría, pélalos, lávalos y córtalos por la mitad a lo largo. Saca las yemas y tritúralas con una variedad de verduras picadas, 1 cucharadita de mostaza granulada y 1 cucharada de mayonesa ligera. Después, rellena las claras de huevo con la mezcla y sírvelas a modo de aperitivo.

Continúa leyendo