Cómo actuar si a tu hijo le sangra la nariz

Las hemorragias nasales son muy frecuentes en la infancia. Aunque no suelen revestir importancia, conviene saber cómo prevenirlas.

Las hemorragias nasales son muy frecuentes en la infancia. Aunque no suelen revestir importancia, conviene saber cómo prevenirlas.

 

Si a tu hijo le sangra la nariz, se debe principalmente a la sequedad de la mucosa nasal, al frotamiento, hurgarse con los dedos en la nariz, golpes y tos o estornudos fuertes.

Todos estos actos se acentúan en niños con alergias nasales.

 

- Trata de mantener húmedo el ambiente de la casa. Coloca recipientes llenos de agua en las habitaciones. También puedes comprar un humidificador de aire frío para su cuarto y echarle unas gotitas de suero alcalino en cada fosa nasal.

 

- Felicítale cada vez que se suene la nariz con un pañuelo en lugar de recurrir al dedo y vigila que tenga las uñas cortas para que no se arañe ni se haga heridas.

En caso de hemorragia…

Hay que quitar importancia al percance y adoptar una serie de medidas:

 

1 - Antes de intentar detener la hemorragia, procura que se suene bien la nariz para eliminar los coágulos. Los vasos sanguíneos tienen fibras elásticas; si se eliminan los coágulos, éstas recuperan su posición inicial y se contraen alrededor de la zona lesionada.

 

2 - Es bueno comprimir las aletas de la nariz. Aprieta con los dedos índice y pulgar la parte blanda contra el tabique central dos o tres minutos, sin aflojar la presión. Durante este tiempo, dile a tu hijo que respire por la boca y tranquilízale diciéndole que la hemorragia se va a cortar de inmediato.

 

3 - Si la hemorragia persiste, debes sentar al niño en una silla y decirle que mantenga la cabeza un poco inclinada hacia delante (nunca hacia atrás) para que no se trague la sangre.

 

4 - Después, inserta una gasa empapada en agua oxigenada en la fosa que sangra. Comprímela durante 10 minutos y deja la gasa otros 10 más.

 

5 - Si la nariz continúa sangrando, acude al pediatra o a un servicio de urgencias, pero sigue con la nariz presionada. Le harán un taponamiento con gasas impregnadas en soluciones vasoconstrictoras.

 

6 - Cuando regreses a casa, aplica vaselina en cada fosa nasal, para evitar que se forme una costra de sangre seca.

Continúa leyendo