Cómo adelgazar con tu desayuno

El desayuno es la comida más importante del día y no debemos omitirla. Hoy te enseñamos los alimentos que puedes incluir en tu desayuno si estás intentando adelgazar.

Desayunar bien es muy importante, aunque muchas veces acabamos quitándole importancia a nuestra primera comida del día. Si necesitas adelgazar, es importante que no te obsesiones con reducir alimentos de tu dieta y que lo hagas de forma saludable. Hoy te enseñamos los mejores alimentos que puedes incluir en tu desayuno para perder peso.

Los nutrientes y vitaminas del desayuno son los primeros que obtendrá nuestro cuerpo en todo el día. Para tener unos niveles óptimos de energía y poder afrontar nuestra rutina de manera eficiente, conviene que hagamos un desayuno saludable y completo, independientemente de si queremos adelgazar o no. En el caso de que nuestro objetivo sea perder peso, quizá te haya preocupado no estar incluyendo en tu desayuno los alimentos que tu cuerpo necesita.

Durante la primera comida del día, es fácil pecar y tomar alimentos que no hacen demasiado bien a nuestra salud. Tanto la industria alimentaria como la publicitaria promueven en muchos casos los desayunos que incluyen cereales ultraprocesados, bollería industrial o galletas como alimentos principales. Sin embargo, tomar croissant y café como desayuno solo hará que suban nuestros niveles de glucosa en sangre y que nos sintamos menos saciadas.

Si buscamos adelgazar, debemos de fijarnos en nuestro metabolismo. Tener un metabolismo acelerado que sea capaz de procesar ágilmente los nutrientes que consume y que igualmente deseche lo que nuestro cuerpo no necesita, nos ayudará a perder peso sin tener que complicarnos demasiado la vida. Y para acelerar nuestro metabolismo, lo más importante es desayunar. Tomando esta comida, "despertaremos" a nuestro metabolismo y haremos que comience a procesar las calorías que no había quemado durante la noche. Si por el contrario decidimos comenzar el día sin haber desayunado, nuestro cuerpo almacenará todas las calorías previamente consumidas a modo de reserva. Para que esto no suceda, te enseñamos los alimentos que deben estar presentes en tu desayuno.

Que no falte la proteína

Como sabemos, las proteínas son uno de los componentes más beneficiosos con los que podemos nutrir nuestro cuerpo. La proteína es necesaria para que nuestras células estén fuertes y puedan realizar sus funciones. Si hacemos deporte con frecuencia, la proteína ayudará a nuestros músculos a crecer. Muchas veces creemos que es mejor consumir proteína por la noche, pero hacerlo durante el desayuno es igualmente beneficioso. Incluir un alimento rico en proteínas como el huevo -especialmente si optamos por su versión cocida o a la plancha- nos ayudará a sentirnos más saciadas y a nutrir nuestro cuerpo apropiadamente.

Incluye granos integrales

Los granos integrales contienen carbohidratos de absorción lenta que nos ayudan sentirnos llenas tiempo después de haberlos comido. Sustituir los cereales procesados o los carbohidratos simples por granos integrales, como la avena o la cebada, nos ayudará a mantener a nuestro metabolismo activo durante más tiempo y acelerará su ritmo. Además, existen una gran cantidad de recetas que puedes preparar con estos granos para hacer tus desayunos saludables y variados.

Toma alguna fruta

Además de las vitaminas, si por algo se caracterizan las frutas es por el alto contenido en fibra de su pulpa. Incluir unos trozos de manzana, plátano o naranja en nuestra primera comida del día, mantendrá nuestro intestino activo y acelerará nuestro metabolismo. Además, la fructosa y vitaminas presente en estos alimentos, nos harán empezar el día con energía.

Acompaña con café o té

Seguro que a primera hora de la mañana te apetece acompañar tu desayuno con una bebida calentita que además te ayude a activarte para afrontar el día. Si es así, te traemos una buena noticia: el té y el café son ideales para acompañar tu desayuno, ya que la cafeína también ayuda a nuestro metabolismo a mantenerse activado y nos ayudará a despertarnos. Además, algunos estudios han demostrado la efectividad del té verde para la quema de grasa. Eso sí, si buscas perder peso, asegúrate de escoger las versiones no edulcoradas ni procesadas de estas bebidas.

Continúa leyendo