Cómo combatir el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el tumor con mayor incidencia en hombres en España, pero si se identifica en las primeras fases las posibilidades de curación aumentan.

El cáncer de próstata es el tumor con mayor incidencia en hombres en España, pero si se identifica en las primeras fases las posibilidades de curación aumentan.

 

Entre los distintos tipos de cáncer, el de próstata es uno de los más comunes en hombres de todo el mundo, y se calcula que aproximadamente uno de cada ocho varones lo tendrán a lo largo de su vida. En España, este tipo de tumor es la tercera causa de muerte por cáncer en hombres, por detrás del cáncer de pulmón y el colorrectal, detectándose la importante cifra de 19.107 casos al año.

 

En cuanto a la edad media de diagnóstico, en España es de 69 años, y en más de un 70 % de los casos se detecta cuando el tumor está aún localizado o confinado dentro de la próstata.

La supervivencia a este tipo de cáncer depende en gran medida de la detección precoz, ya que cuando se identifica en las primeras fases las posibilidades de curación aumentan notablemente. De hecho, el tratamiento ha cambiado de manera importante en los últimos años, con la llegada de nuevas terapias más efectivas y potentes que suponen una mejora en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes.

 

Hay que recordar que el cáncer de próstata no se puede prevenir de manera segura. Hay algunos factores de riesgo, como la edad, la raza y los antecedentes familiares, que no se pueden controlar, aunque existen otros sobre los que sí podemos incidir, como la alimentación, el tabaco o la práctica de ejercicio físico. Los síntomas de la enfermedad pueden tardar mucho tiempo, incluso años, en manifestarse, por eso es importante acudir regularmente al médico, que será el que valore, sobre todo a partir de cierta edad, la necesidad de hacer controles más o menos minuciosos.

 

No obstante, hay que acudir a consulta en cuanto se detectan alteraciones en la función de orinar (incapacidad para hacerlo, efectuarlo de forma muy frecuente, sentir dolor o padecer incontinencia). Algunos hombres también padecen un dolor frecuente en la parte baja de la espalda, e incluso expulsan sangre en la orina, siendo ambos síntomas muy importantes a la hora de valorar el estado de la próstata.

CONTINÚA LEYENDO