Cómo escoger una buena bebida vegetal

De soja, almendras, avena... En el supermercado podemos encontrar infinitas bebidas de este tipo, pero no todas son saludables. Te contamos en qué debes fijarte para llevarte a casa la mejor.

Cada vez son más las personas que deciden prescindir de la leche de origen animal y pasarse a las bebidas vegetales. No son pocas las opciones que tenemos a nuestra disposición, pues a día de hoy podemos encontrarlas elaboradas a base de ingredientes como la almendra, la soja o el arroz, entre otros. Sin embargo, no siempre elegimos la mejor alternativa. Te contamos en qué debes fijarte.

Aunque las opciones son infinitas, la elección no es complicada en lo que a sabor y textura respecta. Si quieres la opción más parecida a la leche, la mejor alternativa es optar por la leche de soja, pues es la que mejor queda a la hora de hacer un café o hacer una bechamel. El caso de la bebida de almendra es diferente, pues no nos valdría si queremos hacer un capuccino ya que no emulsiona del mismo modo. Si hablamos de sabor, las más dulces son la de almendra y la de avena. Si hablamos de la calidad nutricional, entonces la cosa no es tan sencilla a la hora de elegir y hay que tener en cuenta unos aspectos básicos.

El porcentaje del ingrediente principal, clave para elegir una buena bebida vegetal

Aprender a interpretar correctamente el etiquetado es crucial a la hora de determinar si un alimento es saludable o no, y en el caso de las bebidas vegetales no iba a ser diferente. Ya sea que estén elaboradas a base de cereales, legumbres o frutos secos, una de las claves que nos permite diferenciar una bebida vegetal de otra que no lo es es el porcentaje que contiene del ingrediente principal. Dicho porcentaje no debería ser inferior al 10%. Si no pone números, entonces tienes que fijarte en el orden en el que aparecen los ingredientes. Los que ocupan las primeras posiciones son siempre las cantidades más altas. 

¿Qué ingredientes lleva una buena bebida vegetal?

Una vez que hemos visto el porcentaje ideal del ingrediente principal que ha de contener la bebida vegetal, es necesario saber cuáles son los otros ingredientes que deberían aparecer en la lista (y cuáles no). Una buena bebida vegetal lleva únicamente tres ingredientes: agua, el propio alimento en sí y sal. 

¿Y qué pasa con el azúcar? Los cereales presentes en este tipo de bebidas, como el arroz o la avena, ya contienen azúcares de manera natural. Recuerda que el arroz, por ejemplo, es un carbohidrato complejo, lo que significa que contiene almidones que al triturarse, se liberan como azúcares simples. Por tanto, lo ideal es que no lleven nunca azúcares añadidos, aunque en la práctica esto no siempre se cumple. En el caso de contenerlo, los expertos recomiendan que sea en una cantidad pequeña, menor a 5 gramos por cada 100 mililitros. 

Teniendo en cuenta que estos productos se comercializan como una alternativa a la leche de vaca, es lógico pensar que deberían aportar, al menos, lo mismo que esta. Por lo tanto, es frecuente (y recomendable) que estén enriquecidas con nutrientes como el calcio o la vitamina D. En 100 mililitros de leche de vaca podemos encontrar alrededor de 120 miligramos de calcio, cantidad que normalmente se añade a las bebidas vegetales, incluso es frecuente que algunas marcas excedan esta cifra llegando a los 140 miligramos. 

Continúa leyendo