Cómo evitar las jaquecas en los meses de calor

Las jaquecas y el calor van de la mano, pero es posible evitarlas si centras más tu atención en la alimentación. Te damos las claves.

 

Las jaquecas en los meses de verano, con el calor, se multiplican. En realidad, no es nada nuevo. Esto ocurre porque el calor dilata las arterias, y los cambios de presión y temperatura también las hacen más fuertes. Los cambios de rutina, los horarios, el descanso y la alimentación, obviamente varían, y el tu cuerpo lo nota.

La alimentación es clave para evitarlo


Es importante evitar las exposiciones prolongadas al sol, los cambios de temperatura bruscos, la ingesta de alcohol, y el cambio de horario. Es imprescindible descansar bien y tratar de hacer ejercicio físico moderado, descansar la vista y beber mucha agua. Tu cuerpo lo agradecerá y tu cabeza también.


La alimentación también resulta clave. Priorizar con aquellos que aporten hidratación puede ser muy buena idea. Lo mejor es que abunden las frutas, los vegetales y las hortalizas. Puedes optar por cremas frías como el gazpacho y también ensaladas variadas. También alimentos más proteicos como el pollo o el atún. Y no dejes de lado los carbohidratos como la pasta, las legumbres o el arroz.


Estar bien nutrida e hidratada también depende de hacer 5 comidas diarias. Tu cuerpo necesitas nutrientes y mimos, de esta forma evitarás las horribles jaquecas. Es necesario priorizar el consumo de alimentos frescos y ligeros, que además tienen más nutrientes y son más digestivos.


Mantener una dieta variada y equilibrada durante estos meses, sin renunciar de vez en cuando a algún capricho propio del verano, como son los helados, te ayudarán contra tus jaquecas. Además te harán sentir más fuerte y con más energía.

También te puede interesar:

Continúa leyendo