Cómo evitar los azúcares añadidos

Existen muchos alimentos que, sin saberlo, contienen azúcares añadidos que lo único que nos aportan son calorías vacías. ¡Aprende a distinguirlos y a sustituirlos por alimentos más sanos!

El azúcar añadido se puede evitar, a no ser que conscientemente nos demos el gusto de tomarnos un trozo de tarta.

 

Existen muchos alimentos que, sin saberlo, contienen azúcares añadidos que no solo echan al traste nuestra dieta sino que no nos aportan ningún nutriente beneficioso para la salud. Aprender a distinguirlos y evitarlos mejorará tu salud, ¡y te hará perder unos kilos!

Rebaja el azúcar que tú usas: deja de ponerte azúcar en los desayunos, como en los cereales, en la avena, el café o el té.

 

No tomes bebidas azucaradas: el agua es la mejor bebida para calmar la sed. Una bebida energética de 600 ml o un vaso de agua con sabor contiene alrededor de siete cucharadas de azúcar artificial.

 

Usa especias: aprende a utilizar canela, nuez moscada, vainilla y cardamomo para dar dulzura a tus platos. Una manzana troceada y espolvoreada con cardomomo es un aperitivo delicioso.

 

Escoge fruta en vez de dulces: La mayoría de los dulces son de los colores y tienen los sabores de las frutas. Entonces, ¿por qué no tomarte una pieza de fruta en lugar de un dulce. Una naranja en temporada es igual de rica que un polo de este sabor.

 

Cuídate de los alimentos que engañan: Existen muchos alimentos que no son dulces y que sin embargo están cargados de azúcares añadidos. Te damos la lista de los más comunes:

- Kétchup.

- Mantequilla.

- Barras de cereal.

- Cereales.

- Barras protéicas.

- Bebidas energéticas.

- Avena instantánea.

- Salsa de espagueti.

- Salsa barbacoa.

- Yogur.

- Granola.

También te puede interesar:
Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo