Cómo evitar roncar

Te damos las claves para evitar roncar.

Probablemente, y como la mayoría de las noches, tu compañero o compañera de habitación te ha impedido dormir como te gustaría. Los ronquidos son muy comunes, es más, la mitad de los hombres roncan y el 25 % de las mujeres también.

Muchas personas se sorprenden cuando de un día para otro su pareja empieza a roncar, pero no hace falta alarmarse, los ronquidos muchas veces son temporales, por ejemplo a causa de alergias, catarros y en las mujeres, sobre todo, a causa del embarazo. Aunque muchas otras veces los ronquidos llegan para quedarse…

En general, los ronquidos, suelen estar inmersos en el código genético de las personas, es raro que los niños ronquen aunque también los hay, pero es más común en la edad adulta, cuando las vías respiratorias se han desarrollado totalmente. El sobrepeso, la obesidad o los cambios hormonales y físicos también pueden ser factores determinantes para desencadenar los ronquidos. 

Pero aunque parezca imposible, los ronquidos también se pueden evitar, ¡no es un imposible! Eso sí, la persona que ronca debe estar bastante predispuesta:

Perder algún kilo que otro

Cuando el exceso de peso es la causa de los ronquidos, quitarte esos kilitos de más es la solución. A la que bajan los kilos, también baja el número de ronquidos a la hora, y además si haces deporte las probabilidades de éxito aumentan notablemente.

No dormir bocarriba

Aunque roncar se puede roncar de cualquier postura, pero bocarriba es mucho más excesivo. Cuando duermes bocarriba la lengua y otros tejidos se va hacia atrás y el aire no entra ni sale por las vías respiratorias como debería.

Nada de alcohol

El alcohol es un imán para los ronquidos. El alcohol relaja los músculos de la boca y de la garganta, y por tanto, complica la respiración. Así que trata de evitar el alcohol, sobre todo en las últimas horas del día.

Continúa leyendo