Cómo mantener el calor corporal

Nuestro cuerpo reacciona ante las bajas temperaturas produciendo calor. Descubre algunos trucos para ayudar a tu cuerpo a mantener el calor corporal.

Nuestro cuerpo reacciona ante las bajas temperaturas produciendo calor. Es un síntoma de buena salud, pero si las condiciones físicas están bajo mínimos se tiene sensación de frío extremo y hay que tener un plan para recargar baterías.

 

Ejercicios de respiración

El oxígeno aporta a los músculos la energía necesaria para que produzcan más calor. Además, ayuda a depurar el organismo y a eliminar las toxinas que lo enfrían.

 

Oxigénate respirando de manera correcta: inspirando profundamente por la nariz y espirando por la boca. Mejor si realizas este ejercicio al aire libre.

Masajes tonificantes

El cuerpo tiene puntos energéticos capaces de hacer subir su temperatura uno o dos grados.

 

Cuando el frío es intenso, hay que masajear las zonas afectadas, generalmente manos y pies, con aceites esenciales de especias.

 

También se pueden realizar, con la palma de la mano, movimientos circulares sobre el vientre. En pocos minutos se difundirá a través de la piel una agradable sensación de calor.

¡A moverse!

Nada mejor para calentarse que hacer ejercicio de manera regular y los deportes de resistencia son los más recomendables en este sentido: bicicleta estática o natación, por ejemplo y no hacen falta condiciones especiales para practicarlos. (¡No hay excusas!).

Dieta energética

Según los nutricionistas en invierno hay que aumentar el consumo de carne roja, pescados grasos, quesos, soja y derivados, cereales integrales y frutos secos, todos alimentos muy nutritivos que ayudan a mantener el calor corporal.

 

Las sopas y los guisos de legumbres son imprescindibles en esta época porque contienen excelentes proteínas vegetales, también muy nutritivas.

Continúa leyendo