¿Cómo nos afecta el desamor?

¿El el amor anda alicaído? ¿A qué se debe? ¿Cómo podemos plantarle cara?

¿El el amor anda alicaído? ¿A qué se debe? ¿Cómo podemos plantarle cara?

Más allá de la infidelidad

“Puedes perdonar que te haya puesto los cuernos, que se haya sentido atraído por otra persona, eso le puede pasar a cualquiera; pero si ya no quieres a tu pareja o él ya no te ama, nada puede remediarlo. Cuando el amor se muere, es que se muere”, dice Carmen Peña (divorciada, de 45 años).

 

Y es que una infidelidad no siempre supone que el vínculo se haya roto de forma definitiva. Es más, según Mari Carmen López, sexóloga y asesora de La Maleta Roja, “el hecho de cometerla, en algunas ocasiones, supone una oportunidad para aprender a perdonar y empezar de nuevo, y sin rencores, una vida juntos”. Y agrega: “Además, en dichos casos, esta traición propicia una mejora en la comunicación, más sinceridad y confianza entre ambos”. Pero en el desamor no sucede lo mismo: cuando aparece el desapego, la falta de vínculo (provenga de una parte o de ambas), no hay posibilidad de vuelta atrás.

Las causas más habituales

Arantxa Coca, pedagoga y terapeuta de pareja, expone los motivos que se encuentra con más frecuencia en su consulta: “Relaciones largas, de más de 15 años, en las que se pierde la chispa, se produce rutina o habituación a la pareja.

 

También, que se comience a convivir; esto se da en las relaciones cortas, se descubre la personalidad del otro en el día a día y se producen decepciones, el típico ‘no era como yo pensaba’. Asimismo, el desamor surge cuando aparecen problemas en las relaciones sexuales: si hay insatisfacción por parte de uno de los dos, si al principio se hace un esfuerzo por ‘colaborar’ (con paciencia, posturas nuevas...) pero luego se abandona y se cae en la decepción y el desinterés...”.

¿Cómo sabemos si es el fin?

Es la pregunta del millón. ¿Cómo podemos distinguirlo, saber si aún hay que luchar por la pareja o si debemos decirnos: “ya está, hay que asumir que esto se acabó”?

Cinco claves para ‘sobrevivir’

La terapeuta de pareja Arantxa Coca te da 5 pautas para superar una ruptura.

1. No busques sustituto enseguida. El desamor tiene que sufrirse y llorarse.

2. Escríbele una carta de despedida, léela pasado un mes y, si aún lloras, guárdala. Hazlo hasta que leerla te aburra. Entonces podrás destruirla.

3. No te obsesiones con tu ex. No quieras tener noticias suyas. Tampoco quedes ‘para tomar un café’ con él hasta al menos seis meses después. Re- chaza amablemente sus invitaciones como amigo, porque aún no estarás preparada y puedes pasarlo mal.

4. Si quieres, laméntate durante seis meses y habla mal todo lo que quieras (‘echa sapos’...). Pero imponte como norma que en los siguientes seis meses hablarás de él y de la relación sin acritud ni negatividad. Te ayudará a pasar página de forma sana.

5. Perdónale. Por lo que sea, por lo que consideres oportuno, o bien invéntate un motivo, pero perdónale por algo. De esta forma, sentirás que tomas el control del dolor y eso te aliviará sobremanera.

Continúa leyendo