Cómo prevenir las estrías en el embarazo

Desde Maternidad Fácil nuestra experta nos explica cómo se producen estas alteraciones en la piel y cómo se puede reducir su efecto.

Durante el embarazo los cambios de peso y volumen de tu cuerpo provocan que tu piel se estire mucho y muy rápido, lo que ocasiona la aparición de las estrías a causa de la ruptura de las fibras de colágeno y elastina de la piel.

 

Aunque no provocan molestias ni dolor, lo mejor es tomar una serie de precauciones para evitar su aparición en la medida de lo posible. Aunque no se puede prevenir su aparición por completo, sí es posible minimizar los efectos del aumento de volumen durante el embarazo.

 

¿Dónde aparecen?

 

Las zonas donde aparecen las estrías con mayor frecuencia son el pecho y la barriga, aunque también pueden aparecer en los muslos y la cadera. Si además tienes la piel seca y eres de tez clara, la cantidad de estrías que aparecerán será mayor.

Una piel tersa y elástica

 

Si bien es cierto que hay cambios físicos y hormonales que no puedes cambiar y que propiciarán la aparición de las estrías durante tu embarazo, sí hay una serie de medidas que puedes tomar para que tu piel esté mejor preparada para los meses de la gestación y para que la cantidad de estrías que aparezcan sea la mínima posible.

 

Hidrátate

Para tener una piel tersa, preparada para estirarse en el embarazo es fundamental que estés bien hidratada, por dentro y por fuera. Bebe mucha agua a lo largo del día y aplícate cremas hidratantes dos veces al día para que tu piel no se reseque.

 

Vitamina E

Busca cremas y aceites ricos en vitamina E. El aceite de rosa mosqueta o el aceite de almendras son perfectos para hidratar tu piel. Existen cremas cuya composición está pensada para darte la hidratación necesaria durante tu embarazo. Si tienes una piel muy seca asesórate con tu médico o con un especialista para que te recomiende la mejor crema para ti.

Minimiza la aparición de estrías

 

Además de estos dos consejos, que son la clave para tener una piel suave y libre de estrías sigue estas sugerencias.

 

- Aplícate la crema hidratante realizando masajes circulares por toda la piel. Así facilitarás la absorción de la crema en la piel, estimularás la circulación y hará más efecto.

- Evita aplicar la crema en la zona de las areolas y los pezones.

- Sigue una dieta equilibrada. Come muchas verduras y frutas, que además de proporcionarte una hidratación extra, tienen vitaminas y minerales que nutrirán también tu piel. Los alimentos ricos en proteínas, antioxidantes, Omega 3 y vitaminas A, E y C, son perfectos para dar a tu piel más tersura y elasticidad.

- Consulta con tu médico si necesitas tomar un suplemento vitamínico, es posible que necesites vitaminas extra.

- No te expongas demasiado al sol. El sol reseca la piel, por lo que debes evitar las largas exposiciones y utilizar un protector solar fuerte cuando vayas a la playa o a una piscina al aire libre. En la zona del escote ponte siempre protector, porque aún en invierno o en días nublados, los rayos UV alcanzan tu piel.

- Haz ejercicio de forma regular. No solo es bueno para preparar tu cuerpo para el parto, además mejora la circulación sanguínea, facilitando que los nutrientes lleguen hasta la piel y que esta esté más sana. Asesórate y practica ejercicios adaptados al embarazo: el yoga o el pilates son excelentes alternativas.

 

- Por: María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil.

Continúa leyendo