¿Cómo puedo avanzar en mis proyectos?

"Siempre me pasa lo mismo: inicio algo con mucha fuerza, pero luego me estanco. Y no es que abandone o no tenga interés...', el psicólogo Bernardo Stamateas te da la solución.

'Siempre me pasa lo mismo: inicio algo con mucha fuerza, pero luego me estanco. Y no es que abandone o no tenga interés...', El psicólogo Bernardo Stamateas te da la solución.

 

Como un embotellamiento

Que te sientas estancada en un proyecto no implica necesariamente que te esté yendo mal, pero, si de lo que se trata es de avanzar, eso es lo más parecido a un embotellamiento. Cuando los conductores se ven atrapados en uno y no pueden ni ir adelante ni hacia atrás, comienzan a angustiarse, a pensar en un montón de cosas. Entonces, para no ponerse más nerviosos, intentan aprovechar ese tiempo. Algo parecido tendrás que hacer tú: saber cómo usar el tiempo para lograr dar un paso más, y luego otro.

 

Errores que paralizan

Cuando uno se ve en esta situación, lo primero que hace es empezar a mirar sus problemas, sus angustias, sus faltas, lo que no tiene, lo que podría tener, el dolor que otra persona le causó... Pero eso, dar vueltas a los pensamientos negativos, es un error que aún nos paraliza más. Hay otros errores que tampoco nos ayudan; el más importante de ellos, no organizar nuestro presente. Y cuando no logramos organizar el hoy, nos detenemos. Piénsalo bien. Quizá estés perdiendo mucho tiempo en cosas que no son prioritarias, cosas cotidianas y sencillas. ¿Cuánto tiempo, por ejemplo, hablas por teléfono al día? ¿Cuánto tiempo pierdes con el WhatsApp? ¿Y en hacer la compra o ver  la tele? Nada de eso está mal, pero se trata de priorizar, porque si tenemos un proyecto y no le estamos dando el tiempo suficiente, no vamos a avanzar.

Asumir los riesgos

Hay una cosa que yo les digo siempre a los que están pasando por una situación como la tuya: piensa que lo que mantiene tu atención es lo que te dirige, "tu jefe", por decirlo de alguna manera. Tienes que decidir quién quieres que sea tu jefe, quién quieres que gobierne tu día a día. Y, por último, también es importante atreverse a sobrepasar la zona de confort: solo animándonos a salir de lo que sabemos lograremos alcanzar algún día lo que no tenemos. No dudes nunca de tu potencial, estás capacitada para asumir el error y el riesgo. Hay una frase que yo mismo me repito a menudo: "El inteligente no es el que lo sabe todo, sino el que sabe dónde buscarlo y se atreve a hacerlo".

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo