Vídeo de la semana

¿Cómo quito el mal olor a mis zapatos?

5 consejos fáciles y caseros que acabarán con este problema  

El mal olor en los zapatos es uno de los inconvenientes más desagradables e inevitables. Con el tiempo, el sudor que se queda en la piel interior hace acto de presencia. Eso ha sido un problema, hasta ahora. Te damos cinco sencillos consejos que te permitirán solucionarlo.

 

El bicarbonato sódico (el de la toda la vida) puede convertirse en tu mejor aliado para eliminar el mal olor en tus zapatos. Este componente absorbe manchas y olores muy rápido. Basta con que viertas un poquito (como una cucharita de postre) en cada zapato por la noche. A la mañana siguiente habrá desaparecido el olor.

 

Un remedio casero para combatir este problema reside en dos plantas, la salvia y la lavanda. Bastará con poner un par de hojitas en cada zapato y dejarlas al aire libre una noche.

 

 Además de aportarnos vitamina C, nutrientes y de refrescarnos, la naranja también puede echarnos una buena mano para quitar el mal olor. Un poquito de piel de naranja (o de limón) en el interior de cada zapato es la solución.

 

 Uno de los métodos más utilizados, además de los ya clásicos polvos de talco, son las bolsitas de té. Coloca de 2 a 3 en cada zapato y déjalos ventilar durante al menos 24 horas. 

 

En último lugar, es importante evitar, en la medida de lo posible, que aparezca el mal olor. Usar zapatos cerrados lo menos posible, dejar airearlos en un sitio fresco, o echar polvos de talco, son algunos de los remedios de prevención más usados.

Continúa leyendo