Cómo recuperar el apetito sexual

Si hoy no tienes ganas y mañana, tampoco, necesitas urgentemente dar un empujón a tu vida sexual. Te damos unos consejos para reactivarla.

Si hoy no tienes ganas y mañana, tampoco, ni pasado, ni al otro, quizá necesites dar un empujón a tu vida sexual. Te damos unos consejos para reactivarla.

 

Descubre las interferencias

 

Los niños son una de las principales causas cuando el deseo sexual languidece. Puede ser porque agotan a sus padres o por miedo a que irrumpan en cualquier momento en la habitación. En ocasiones existen problemas de naturaleza similar, como horarios de trabajo nocturno, la presencia de otros familiares, etc. Haz una lista de los problemas que dificultan las relaciones sexuales e intenta encontrar una solución.

 

Busca un espacio para estar a solas con tu pareja

 

Es importante que, por lo menos una vez a la semana, puedas disponer de un período de tiempo para satisfacer tus necesidades sexuales. Recuerda que uno de los factores principales es el que ambos os sintáis a gusto y con confianza. Las experiencias forzadas o sin voluntad empeoran la situación.

 

Mejora el nivel de comunicación

 

Habla con sinceridad de los gustos de ambos, los problemas mutuos y las expectativas ante la sexualidad.

 

Potencia tu autoestima

 

De una buena autoestima dependerá, en gran medida, tu libido. La inseguridad genera tensión y la tensión inhibe el deseo. Existen libros que te ayudarán a quererte más y a mejorar tus relaciones sexuales.

Apúntate a un gimnasio o practica algún deporte

 

Aunque aparentemente la actividad física es el contrapunto a la relajación y el descanso, mantener el cuerpo en movimiento libera tensiones y activa la circulación. Después de un poco de ejercicio y una buena ducha, tu cuerpo estará receptivo a los estímulos placenteros y el encuentro sexual surgirá de forma natural.

 

Realiza actividades que impliquen intimidad y contacto físico

 

Por ejemplo, daros masajes, bañaros o ducharos juntos, etc.

 

No te obligues al sexo

 

No estar obligada a practicar sexo te hará sentirte más tranquila y relajada. Habla con tu pareja, dile lo que te pasa y pídele que no te presione. Muéstrate dispuesta a acariciarle y a masturbarle, pero dile que en estos momentos no deseas ninguna reciprocidad. Podéis reflexionar juntos sobre qué es lo que te pasa y si no encontráis la causa de tu desgana, acude a un terapeuta sexual.

 

Sal de la rutina

 

Cambiar la rutina no sólo ayuda a recuperar el impulso sexual, sino que anima la vida sexual. Leer juntos libros o revistas eróticas, ver películas que resulten excitantes, usar lencería sexy, cambiar el escenario sexual, hacer el amor en momentos emocionantes o probar juegos sexuales, son algunas de las medidas. En un sex shop puedes encontrar instrumentos que te ayudarán a darle un empujón a tu deseo sexual, como vibradores, disfraces, preservativos de colores y sabores, dulces con formas picantes, etc.

Diviértete fantaseando

 

Masturbarte mientras fantaseas es un buen recurso para sentirte más receptiva al sexo. Las fantasías sexuales son grandes afrodisíacos.

 

Organiza un viaje romántico

 

Unas vacaciones a un lugar paradisíaco, poder estar el uno junto al otro, libres de compromisos o de cualquier preocupación, es uno de los grandes elixires de la vida sexual en pareja.

 

Acude al terapeuta si lo necesitas

 

La terapia sexual puede serte de gran ayuda si estás motivada. Te ayudará a superar el problema. Si los dos estáis dispuestos a afrontar la situación, las posibilidades de éxito aumentan. No obstante, hay factores que dificultan la solución:

 

- No hay atracción. Este problema tiene difícil arreglo. Los terapeutas pueden ayudar, pero no hacen milagros.

 

- Tienes una aventura. El sentimiento de culpa puede impedir el normal funcionamiento de la pareja. Tienes miedo a que descubra que hay alguien más.

 

- El otro se despreocupa y desentiende. Si esperas arreglártelas tú sola es improbable que la terapia resulte efectiva. El sentirte apoyada contribuirá a la recuperación.

Continúa leyendo