Cómo saber si eres adicta al sexo

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la adicción al sexo.

La adicción al sexo se basa, generalmente, en la práctica de sexo de forma apremiante. Se desarrollan una serie de conductas compulsivas, que generan una activación directa del sistema de recompensa del cerebro. Además, se emplea una gran cantidad de tiempo en obtener y consumir un tipo de sexo intenso y repetitivo.

Tal y como cuenta el Dr. Vicente Alcántara Aceituno, psicólogo y miembro de Saluspot, se dan una serie de comportamientos y síntomas, como por ejemplo la abstinencia o el fuerte deseo de tener sexo, que afectan de lleno al día a día.

La adicción al sexo es un problema que afecta, más o menos, al 6 % de la población. Las causas pueden ser muy variadas y dependerá del paciente en cuestión, pero suele deberse a factores derivados de otras circunstancias, o bien, generados por la propia personalidad del paciente.

Algunos síntomas

  • Suele provocarse un malestar significativo dado por un patrón problemático, en este caso el deseo sexual.
  • El sexo ocupa la gran parte del tiempo todos los días y la existencia del deseo sexual suele ser persistente.
  • Se invierte mucho tiempo en la búsqueda del sexo y su práctica.
  • Existe un consumo repetido del sexo, lo que conlleva dejar de lado tu vida diaria (trabajo, ocio…).
  • La práctica del sexo genera problemas sociales e interpersonales, bastante recurrentes.
  • Baja autoestima.

¿Tratamiento para la adicción al sexo?

La adicción al sexo se puede tratar, sí. Una de las técnicas más utilizadas es la terapia cognitivo-conductual, que enseña al paciente a gestionar y controlar los impulsos sexuales, además de facilitarle las herramientas para mejorar su calidad de vida y sus relaciones con otras personas.

En el caso de que se presente algún tipo de situación traumática, será necesario establecer un tipo de terapia específica para trabajar con este tipo de situaciones.

Continúa leyendo