Cómo tener unas encías sanas

Una buena higiene oral previene los problemas dentales y asegura la salud bucal y de las encías, algo muy importante.

Una buena higiene oral previene los problemas dentales y asegura la salud bucal y de las encías, algo muy importante.

 

Gingivitis

La gingivitis o inflamación de encías afecta al 50% de la población. La gingivitis se caracteriza por el dolor, hinchazón y sangrado de las encías.

 

Aunque la causa principal es la acumulación de placa bacteriana en la superficie dental y en en surco gingival, otros factores pueden empeorar la inflamación, especialmente el embarazo, la pubertad y los fármacos anticonceptivos.

Si no se ataja, se agrava

En una segunda fase la gingivitis puede degenerar con el tiempo en enfermedad periodontal o piorrea. Las encías se separan de los dientes, se crean espacios donde se depositan las bacterias y sus toxinas acaban destruyendo el hueso dental.

 

La consecuencia: el movimiento y posterior pérdida de piezas dentales. Esta enfermedad puede tratarse con éxito y cuanto antes se diagnostique más fácil será su tratamiento.

Síntomas

Los primeros signos de sangrado, leves molestias alrededor de los dientes, mal aliento… Los problemas de encías se pueden solucionar con una correcta higiene bucal, mediante un cepillado metódico y correcto, el uso de un enjuague antiséptico y visitando al dentista para que haga una limpieza y elimine los cúmulos de placa bacteriana y sarro que no elimina un cepillado normal.

Buenos hábitos

Dieta sana, rica en verduras y vegetales; cepillarse los dientes correctamente, utilizando hilo dental y enjuagándose la boca después de cada comida; realizar higienes bucales y visitar al dentista al menos dos veces al año.

Continúa leyendo