Cómo tratar la caída del cabello

¿Cada vez se te cae más el cabello? Esto es lo que debes saber antes de utilizar productos anticaída.

Al igual que la piel se renueva, con el cabello sucede lo mismo. Este proceso de renovación natural conlleva que el cabello caiga, sobre todo en periodos del año como la primavera o el otoño. Sin embargo, hay otros factores que pueden incidir de forma negativa en este proceso y hacer que el folículo envejezca prematuramente, perdiendo más masa capilar de la normal: estrés, dieta deficiente, tabaquismo, mala absorción de vitaminas…

Cuando esto sucede, el colágeno que rodea la raíz del cabello se vuelve rígido e impide el aporte de nutrientes y de oxígeno, por lo que el cabello crece débil y fino, se rompe con facilidad y finalmente cae.

En primer lugar es clave identificar si alguno de los factores citados anteriormente podría estar repercutiendo en nuestra salud capilar, y tomar las medidas necesarias.

Si el problema continúa, es preciso contar con un tratamiento anticaída que nos ayude a prevenir esta pérdida y mejorar el estado de nuestro cabello. En este momento existe una gran cantidad de productos y formatos que se adaptan según las necesidades.

Champú de uso diario


En algunos casos, con un champú de uso diario será suficiente, pero en otros se hará necesario estimular el folículo desde dentro, a través de vitaminas, y desde fuera, con preparados tópicos como lociones o ampollas.

Los dos compuestos más habituales en este tipo de cosméticos son el minoxidil y el aminexil, tratamientos que detienen la pérdida de cabello y favorecer su crecimiento. Suelen utilizarse de manera conjunta para aumentar la circulación de sangre a los folículos pilosos, lo que contribuye al crecimiento del cabello.

Aun así, cada uno tiene sus particularidades: el minoxidil regenera más el cabello de la parte superior de la cabeza, y estimula más la circulación sanguínea, mientras que el aminexil evita el endurecimiento del colágeno situado en la base del cabello y la acumulación de esta sustancia alrededor.

Queratina, nutrientes y minerales


En caso de que nuestro cabello presente una deficiencia de queratina, la principal proteína del cabello, es recomendable optar por productos que la incorporen de forma directa o bien estimulen su síntesis a través de aminoácidos como la L-cistina y la L-metionina.

Hay que tener en cuenta la presencia de ciertos micronutrientes en la composición de los productos anticaída. Son importantes las vitaminas A y E, potentes antioxidantes, la vitamina H, que interviene en el proceso de formación de la queratina, las del grupo B (B1, B6 y B12), que ayudan a evitar el debilitamiento del cabello. Los minerales como el zinc el magnesio, el hierro o el calcio también son importantes, así como los ácidos grasos esenciales como por ejemplo el ácido linolenico, que ayuda a mantener en buen estado la piel del cuero cabelludo.

Productos naturales

Los últimos avances científicos han comprobado que existen activos de origen 100 % natural que contribuyen a frenar la caída del cabello y mejoran su apariencia, y pueden substituir a los clásicos minoxidil o aminexil. De hecho ya son muchos los productos que los incluyen en sus composiciones.

Es el caso del cacao, potente antioxidante que evita la irritación del bulbo piloso, la Gentiana de la India, que fomenta la creación de cabello nuevo, la Escutelaria o Baikal, reconocida como una de las plantas fundamentales de la medicina tradicional china que aumenta el volumen del bulbo, y la Globularia Cordifolia, una planta resistente a condiciones extremas que protege el cuero cabelludo de las agresiones del entorno o el extracto de Serenoa serrulata que hace una acción parecida al minoxidil activando la microcirculación del folículo y estimulando el crecimiento del cabello.

Por Mónica Lizondo, farmacéutica y cofundadora de Farmaconfianza.

Continúa leyendo