Conoce los beneficios de la alcachofa

Aporta minerales, facilita la digestión de las grasas , estimula la función biliar, mantiene a raya el colesterol … es muy sana y está deliciosa. Inclúyela en la cesta de la compra ahora que empieza a llegar al mercado.

Aporta minerales, facilita la digestión de las grasas, estimula la función biliar, mantiene a raya el colesterol… es muy sana y está deliciosa. Inclúyela en la cesta de la compra ahora que empieza a llegar al mercado.

 

¡Es una flor!

Pues sí: es la flor de un tipo de cardo. Las partes comestibles son el corazón y la base más engrosada de las hojas. Las hojas de alcachofa son de color verde y pueden presentar tonos morados, pero no manchas marrones. Ojo: si las tienen es porque no están frescas.

Comprarlas en su punto

Podrás reconocer las alcachofas tiernas por sus hojas de color verde claro, en algunos casos con tonalidades moradas y brillantes que deben estar muy compactas. La alcachofa debe ser firme al tacto y tener bastante peso en relación con su tamaño. Se pueden conservar durante dos o tres días en el frigorífico, guardadas en el cajón de las verduras, pero si sumerges los tallos de las alcachofas en agua (recuerda que son flores) las podrás conservar en perfectas condiciones durante siete días.

Cómo se preparan

En primer lugar se eliminan las hojas más externas, que suelen ser más duras, y se cortan las puntas con un cuchillo. Para evitar que se oxiden y ennegrezcan, frótalas con medio limón o déjalas sumergidas en agua con zumo de este cítrico. Si son muy tiernas, las alcachofas se pueden tomar crudas en ensalada, fritas o a la brasa y las más grandes pueden rellenarse.

Propiedades nutritivas

Las alcachofas contienen hierro, calcio, fósforo y vitaminas A, B y C. Además poseen unos principios amargos que estimulan el apetito y la función biliar, lo que facilita la digestión de las grasas. También ayudan a mantener el nivel correcto de colesterol en sangre.

CONTINÚA LEYENDO