¿Conoces la EFT?

EFT son las siglas de la Emotional Freedom Tecnique, un método psicológico que puede ayudarte mucho. La psicóloga Marina Morán nos la acerca.

EFT son las siglas de la Emotional Freedom Tecnique, un método psicológico que puede ayudarte mucho. La psicóloga Marina Morán nos la acerca.

 

¿De dónde procede?

La EFT (Emotional Freedom Tecnique) o “Técnica de liberación emocional” la desarrolló Gary Graig, ingeniero de la Universidad de Standford y discípulo de Roger Callahan, fundador de la Psicología Energética.

 

Craig quiso poner a disposición del público general esta técnica de autoayuda que permite liberar emociones negativas (aquellas que nos crean malestar).

 

Se trata de que la persona misma se pueda estimular puntos energéticos, mediante golpecitos haciendo que se liberen las emociones.La EFT se originó en EE UU en el año 1995. Gary Craig creó un protocolo de autoayuda para que las personas se lo pudiesen aplicar a sí mismas y en sus comienzos la difundió de manera gratuita.

 

¿En qué nos ayuda?

Es una de las técnicas más rápidas y eficaces para eliminar emociones negativas en minutos. La EFT EFT sirve para liberar las emociones que consideramos negativas: ansiedad, tristeza, ira, culpa, miedo, etc., ayudando a la persona a que gestione sus emociones.

 

La persona aprende a hacerles frente y a que es dueño de sus emociones y éstas dejan de desbordarle o de asustarle. Es muy eficaz para todo tipo de problemas de ansiedad y fobias como ataques de ansiedad y de pánico, fobia a hablar en público, a conducir, a los exámenes, y a todo tipo de animales e insectos como las arañas o los perros.

¿Cómo es una sesión?

Las sesiones tienen una hora de duración y comienzan concretando el problema que queremos trabajar y solucionar. Se aplica el protocolo de EFT que consiste en la estimulación de 12 puntos de acupuntura por medio del “tapping” (golpecitos con los dedos) hasta que la emoción negativa ha disminuido o desaparecido.

 

¿Cuánto dura un tratamiento?

Es una terapia breve que genera resultados rápidos y eficaces. Para problemas de trabajo, pareja, relaciones, estrés, pérdidas… Puede variar entre 3 y 5 sesiones.

 

Una de las ventajas principales es que la persona aprende a aplicársela a sí misma, por lo que puede ir avanzando por ella misma en su casa entre sesiones, y no sólo poder hacerlo en presencia del terapeuta.

Continúa leyendo