Guía de consejos básicos para hacer una compra saludable en el supermercado

Aplicando estos cinco hábitos sencillos tanto antes de ir a comprar como durante la compra puedes mejorar muchísimo tu dieta.

Si quieres saber qué tal comes, fíjate en el carro de la compra cuando estés en la cola del supermercado para pagar. Pocas pistas son mejores que esta para hacer autocrítica primero y poder dar nuevos pasitos en la dirección correcta para establecer todavía mejores hábitos saludables de los que tienes.

De todos modos, antes incluso que aprender de lo comprado, hay una serie de trucos que puedes aplicar para que dicho ejercicio sea lo más saludable posible. Son, en concreto, cinco consejos sencillos, muy básicos, que cualquier persona puede asimilar si lo desea y cuya efectividad es altísima.

Hacer la compra sin hambre

Elemental este primer consejo que compartimos contigo si tu objetivo es que tu carro de la compra sea saludable. Ir al supermercado con el estómago vacío es un riesgo muy alto porque será difícil esquivar todas las tentaciones que tienes a mano en el súper, especialmente las menos saludables, que son las que más nos piden cuerpo y mente cuando llegamos con hambre a hacer la compra.

Menú semanal

Comer con previsión ayuda a alimentarte de forma equilibrada y variada y facilita muchísimo hacer una compra saludable, de ahí que nuestra recomendación es que, incluso antes de hacer la lista, prepares un menú semanal completo de comidas y cenas por lo menos. Las primeras veces puede que no termine de convencerte, pero es un hábito que tiene múltiples beneficios, incluidos algunos que no tienen que ver con la alimentación: por ejemplo, la mejora de la gestión de tu tiempo.

Hacer una lista previa

Es esencial no solo para ir al grano y ganar tiempo, sino también para comprar de forma más saludable. Pero claro, para que así sea tienes que ceñirte a ella y que lo que hayas incluido sean, sobre todo, frutas, verduras y legumbres, además de proteínas de origen animal saludables si no eres vegano -huevos, lácteos, carne blanca o pescado-. En esto ya no podemos ayudarte, pero lo cierto es que es una medida eficaz porque te permite ir concentrado en lo que tienes apuntado y evitar pasillos indebidos y “pecados” fruto de la improvisación.

Prioridad, productos frescos

Hay un lema en el que redundan muchos dietistas nutricionistas cuando divulgan sobre cómo comprar de forma saludable en el supermercado: cuanto menos plástico en el carro de la compra, mejor. Y esto pasa por los frescos; sobre todo, como decíamos antes, frutas y verduras. No quiere decir que no haya productos envasados que sean sanos -legumbres, aceite de oliva virgen extra, algunos cereales, productos preparados para comer sin conservantes ni edulcorantes tipo gazpacho, por ejemplo, etcétera-, pero si tu compra está compuesta sobre todo por frutas y verduras tendrás mucho terreno ganado.

Lee las etiquetas

Esto es algo que muy poca gente hace y es elemental e imprescindible cuando el objetivo es comprar de forma saludable. Muchas veces creemos que un producto es sano y al leer la letra pequeña de la etiqueta, ¡sorpresa! Un ejemplo son los yogures de sabores, que tienen edulcorantes, y otro los cereales “sin azúcar”, los crispies de toda la vida, que también llevan azúcar. El de los cereales es seguramente el mejor ejemplo porque es un producto que suele estar siempre en casa y tiene un peso grande en la dieta al tomarse sobre todo en el desayuno. Pues bien, hay cada vez más opciones en los supermercados para comprar cereales de este tipo que no tienen edulcorantes: de maíz, de espelta, de centeno, de arroz… Solamente hay que prestar atención a las etiquetas y elegir el que más os guste.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo