Cromo, ¿sabes para qué lo necesita tu cuerpo?

Aunque realmente necesitamos cantidades mínimas de cromo, este mineral desempeña funciones imprescindibles para nuestro organismo.

El cromo es un oligoelemento (así es como se denominan los minerales que nuestro organismo necesita en cantidades muy pequeñas) esencial para la actividad de la insulina, hormona que regula la cantidad de glucosa en sangre, y se encarga de facilitar la entrada de los carbohidratos sencillos en las células para transformarlos en energía.

Si nuestra dieta no nos aporta suficiente cromo, la insulina pierde su eficacia, y los niveles de glucosa en sangre siguen aumentando con el riesgo de llegar a padecer diabetes.

Además, los azúcares ingeridos se transforman en grasas y, como resultado de todo este proceso, engordamos.

Otra de las propiedades que se le atribuye a este mineral es la intervención en el control de los niveles de colesterol en sangre, impidiendo que se formen placas en las paredes de las arterias, aunque no se sabe bien cuál es el mecanismo de acción.

Cantidad necesaria

El aporte mínimo diario de cromo recomendado es de 55 microgramos al día para las mujeres y 65 para los hombres, pero esta cantidad puede variar entre los 50 y los 200 microgramos. Una deficiencia de cromo podría ocasionar alteraciones prediabéticas, arteriosclerosis y obesidad.

Dónde se encuentra

Si sigues una dieta variada, equilibrada y saludable, conseguirás la cantidad diaria recomendada de cromo.

Las principales fuentes son los cereales integrales, los lácteos, las grasas y aceites vegetales, la carne de vacuno y el hígado de ternera, aunque el alimento con mayor concentración de cromo es la levadura de cerveza.

Conseguirás aumentar su absorción si tomas alimentos ricos en vitaminas B1 (pescados blancos, carnes, germen de trigo), B2 (hígado, carne) y B3 (atún, hígado).

No abuses de los alimentos precocinados o elaborados con harinas y azúcares refinados, ya que cuanto más abundantes sean estos alimentos menor será el aporte de cromo.

Lo que debes comer

- Da prioridad a alimentos como los cereales integrales, el hígado y los huevos.
- Si tomas 125 gr de hígado + 2 huevos + 150 gr de pan integral + 2 patatas + 30 gr de queso de pasta dura, alcanzarás los 55,7 microgramos de cromo.
- Ahora bien, si no te gusta el hígado, puedes reemplazarlo por 40 gr de queso + 30 gr de chocolate negro.

CONTINÚA LEYENDO