¿Cuál es el sofrito más saludable?

¿Cómo se debe elaborar esta salsa para que resulte sana?

El sofrito es una de las salsas más clásicas de la cocina mediterránea. Es utilizado como base para infinidad de recetas de comida española, como caldos, guisos, paellas, pastas... Se suele elaborar con tres ingredientes fundamentales: tomate, cebolla y ajo, que se fríen con un poco de aceite a fuego lento. ¿Pero cómo es el sofrito más saludable?

Un grupo de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) y de la Universidad de Barcelona han realizado un estudio para evaluar las “sinergias” entre los distintos ingredientes que se usan para elaborar esta salsa tan famosa. El resultado de la investigación, publicado en la revista Food Research International, ha sido claro: el sofrito más saludable es el que ha sido elaborado con tomate y cebolla durante una hora.

Muchas recetas recomiendan hacer un sofrito durante unos 20 o 30 minutos, pero los expertos han concluido que prolongar la cocción durante 60 minutos resulta más saludable, puesto que así se liberan moléculas beneficiosas para el organismo. En concreto, los investigadores han descubierto que cocinando el sofrito durante una hora se produce más licopeno y que se liberan más carotenoides, unos potentes antioxidantes que actúan como protector frente al cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

El sofrito, al mismo tiempo, debe ser elaborado con un buen aceite (a poder ser de oliva virgen extra) y siempre a fuego lento o medio. Y para que los beneficios sean completos, el tomate debe ser natural. También es muy importante vigilar bien el proceso para que no se nos queme ningún ingrediente. 

Cristina Cañedo

Cristina Cañedo

CONTINÚA LEYENDO