Cuánta fruta es demasiada cuando se quiere perder peso

La fruta siempre es un alimento saludable cuando se toma entera por lo que hay muchos otros factores por los que preocuparse antes que por ellas si tu objetivo es adelgazar de forma saludable.

La fruta es uno de los talones de aquiles de la divulgación sobre alimentación y salud. Por lo general, todos sus mensajes calan bien en la sociedad, que al menos ya sabe cuándo está comiendo de forma saludable y cuándo no, pero todavía existen ideas equivocadas como la del azúcar y las frutas. Hay quien piensa incluso que tomarla puede impedir que pierda peso, cuando en realidad suele ocurrir lo contrario.

La fructosa es el azúcar natural que se encuentra en la fruta y también en alimentos como el maíz. Es por este componente por lo que el plátano está dulce, por ejemplo, sin necesidad de añadirle azúcar refinado ni cualquier otro edulcorante. 

La fruta, pese a tener un alto contenido en fructosa en algunos casos, es siempre un alimento saludable. Tanto que es fundamental su papel en una dieta saludable junto a las verduras. Por lo tanto, así lo dicen los expertos, no es un problema para la salud el azúcar presente de forma natural en la fruta si esta se toma de la forma adecuada. Ni tampoco lo es para perder peso; de hecho, suele ayudar a adelgazar porque es un producto muy saciante si se toma entera.

Este último detalle es fundamental de asimilar porque tomarla entera es clave. Para que se entienda rápidamente: no es lo mismo una naranja que un zumo de esta fruta. De hecho, no tienen nada que ver. Así lo explican una y otra vez nutricionistas y endocrinos, y todas las asociaciones especializadas en alimentación y salud, pero no termina de entrar en la cabeza de mucha gente. 

Cómo tomarla

Lo que se debe hacer es limitar, o dejar por completo, es el consumo de bebidas azucaradas y cualquier otro producto que tenga azúcares derivados de la fruta. Estos ultraprocesados sí que no son saludables. No lo son por el azúcar que contienen y porque suelen tener una composición muy alta en calorías que puede tener un impacto directo en el peso corporal. 

Sin embargo, si los hábitos alimentarios son saludables y se toma mucha fruta y verdura diariamente, el cuerpo lo agradecerá en múltiples direcciones. Una de ellas puede ser la pérdida de peso porque cuando la dieta es equilibrada, el cuerpo lo nota. Y si es rica en alimentos con mucha fibra como estos dos ejemplos, el apetito se sacia mucho antes. 

Teniendo en cuenta que según la OMS se deben tomar al menos 400 gramos al día de frutas y verduras (excluyendo los tubérculos), y de que la pirámide alimentaria recomienda unas cinco raciones al día, no tienes de qué preocuparte si piensas que por comer fruta vas a engordar. Lo que debes hacer es preocuparte de justo lo contrario: que tu carro de la compra esté llena de fruta y de que esté presente en todas las comidas del día, también en el desayuno. No habrá mejor indicador para equilibrar tu peso corporal y proteger a tu organismo. 

Continúa leyendo