Cuidado con las dietas exprés durante las Navidades

Las Navidades están a la vuelta de la esquina, y, con ellas, las cenas de empresa y las comidas familiares. Los últimos quince días de diciembre y los primeros de enero se convierten en un maratón social en el que queremos estar a gusto en nuestra piel, vernos y sentirnos bien. Ante los posibles excesos, es frecuente caer en la tentación de las dietas exprés.

El efecto rebote

Cuidado con las dietas exprés durante las Navidades

La tentación de las dietas rápidas y de última hora vuelve a aparecer, de la misma manera que lo hace cuando se acercan las vacaciones de verano o cuando tenemos que lucir un vestido o un traje en un gran acontecimiento, como una boda de alguien íntimo.

Bajamos radicalmente de peso por razones que van más allá de la salud, sin tener en cuenta el llamado “efecto rebote”, que tantos disgustos y desánimo provoca después. Este efecto o yo-yó consiste no solo en recuperar el peso tan rápido como se ha perdido, sino en incrementarlo; en subir de kilos en cuanto dejamos la dieta. Lo aclara la doctora experta en nutrición Ana Bellón, directora de Centro Médico Bellón, para quien las prisas y la falta de control médico son muy malos si hablamos de obesidad y sobrepeso.

Al adelgazar de forma súbita, descontrolada, sin seguir pauta alguna de tiempos, alimentos y porciones, estamos cometiendo un grave error. Se activa entonces, aclara la doctora, el mecanismo innato de supervivencia que todos tenemos y que, en este caso, incita al cuerpo a recuperar el peso perdido. En cuanto vuelve a tener a su disposición hidratos, grasas, azúcares y otros alimentos, los almacena por si acaso volvemos a ponernos a dieta. Esta reserva orgánica de energía ante un nuevo peligro no solo iguala los niveles calóricos, sino que los incrementa.

Ana Bellón explica que se puede perder peso de forma rápida, pero sin riesgos, con una dieta controlada que preserve la masa muscular y ataque la grasa depositada. En este caso, afirma, se estará favoreciendo la adherencia del paciente, es decir, que favorecerá la permanencia de los resultados a largo plazo.

 

Cuidado con las aplicaciones on line para adelgazar

Son un instrumento al servicio de estas dietas exprés y consisten en aplicaciones para dispositivos móviles que averiguan el gasto metabólico basal, la energía que necesitas a diario. Para obtenerlo basta con introducir tu edad, sexo, peso y altura. Con estos parámetros, la aplicación te marca un objetivo, los kilos a lograr.

Más allá de lo poco riguroso que resulta un diagnóstico que ignora la genética del paciente, su estado hormonal y su historial de enfermedades, entre otros datos indispensables, la directora de Centro Médico Bellón, advierte que las aplicaciones señala el número de calorías a ingerir, pero no cómo ingerirlas. Es decir, qué alimentos se deben tomar, en qué proporción y cantidades y a qué horas.

CONTINÚA LEYENDO