Vídeo de la semana

¿De Qué Tribu Alimentaria Eres?

La mayoría de las celebrities y fashion victims siguen alguna filosofía alimentaria para mantenerse en forma. Conoce las dietas más en boga y descubre sus ventajas y peligros.
Ortoréxicas: la ortorexia nerviosa es un trastorno alimentario que la Sociedad Española de Psiquiatría cataloga como alteración psiquiátrica. Consiste en desterrar de la dieta todos los alimentos que no sean potencialmente sanos. Arnold Schwarzenegger fue uno de sus seguidores.
Su dieta se basa en proteínas (pollo y pescado hervidos), frutas, verduras y pasta integral. No prueban las grasas ni productos con ‘calorías vacías’.
Ventajas: son adictos al gimnasio y el ejercicio físico previene muchas enfermedades. Peligros: “Reducir la ingesta de grasa drásticamente es muy perjudicial para la regulación hormonal, se puede sufrir déficit de vitamina D y eso afecta a los eicosanoides, unas moléculas que informan a las células sobre cómo deben funcionar”, explica Natalia Úbeda, profesora agregada de Nutrición de la Universidad San Pablo CEU.
Macrobióticas: programan su dieta buscando la armonía entre el yin (lo femenino) y el yang (lo masculino), por lo que beben de las tradiciones culinarias orientales. Pueden o no ser vegetarianos. Actrices como Julia Roberts y Gwyneth Paltrow la han puesto de moda en Hollywood.
Consumen casi todo tipo de alimentos, pero con equilibrio: si se comen una chuleta (yang), lo compensan con patatas cocidas o ensaladas (yin).
Ventajas: si se sigue bien, es parecida a la dieta mediterránea, bastante equilibrada. Además, incluye algas, soja, té verde..., alimentos muy beneficiosos y poco consumidos en Occidente. Peligros: nnguno, salvo que se cometan excesos.
Veganas: no comen ningún producto de origen animal por respeto a ellos. Sinead O’Connor o Drew Barrymore siguen esta dieta.
Son vegetarianas estrictas, pues nunca toman leche, ni huevos ni ningún derivado animal.
Ventajas: la Asociación Americana de Dietética, en 2009, declaró que todas las dietas vegetarianas “ayudan a controlar el colesterol y la hipertensión”.
Peligros: “Los vegetarianos estrictos sufren deficiencias alimentarias, pueden tener falta de hierro, calcio o cinc, pues tendrían que tomar más de 3 kg de alimentos al día para cubrir las ingestas de estos nutrientes”, explica Úbeda.
Ayurvedistas: siguen los dictados de su grupo ayurvédico (vata, pitta y khapa). En España, uno de sus defensores es el cantante Miguel Bosé. Suelen ingerir casi todos los grupos de alimentos, aunque no son muy partidarios de la leche de vaca.
Ventajas. Es filosofía de alimentación variada y no restrictiva. Peligros. Ninguno.
Raw Food o crudistas: son vegetarianos (estrictos u ovo-lacto-vegetarianos) que toman todo sin cocer. Demi Moore fue crudista durante un tiempo.
Si son vegetarianos estrictos, sólo comen cereales y vegetales sin cocer; si son ovo-lacto-vegetarianos, también incluyen en su dieta leche pasteurizada y huevos frescos. Ventajas. “Comer vegetales crudos tiene beneficios, si se lavan bien, porque se pierden menos vitaminas”, afirma Úbeda.
Peligros: “Hay tubérculos, como la patata, que si se toman crudos tienen solanina, una sustancia tóxica. Además, este tipo de dieta es menos digerible y se corre el peligro de ingerir alimentos en malas condiciones higiénicas”.
Ultrametabólicas: siguen el método del doctor americano Mark Hyman, que propugna que hay que alimentarse “en armonía con los genes”.
Así, eliminan de la dieta las grasas trans y los edulcorantes artificiales (los que contienen las bebidas gaseosas). Ventajas: es un régimen equilibrado, aunque aún no hay datos epidémicos sobre su eficacia para perder peso. Peligros: ninguno.
Frutarianas: se nutren básicamente de frutas, frutos secos y semillas, para volver a la alimentación natural del hombre prehistórico. No toman nada de carne o pescado, ni leguminosas ni verduras. Llegan a consumir más de 300 gramos de frutos secos y un kilo de fruta fresca al día.
Ventajas: es la dieta más rica en fibra que se conoce, por lo que es una buena opción para combatir el estreñimiento. Peligros: “si se sigue de manera muy estricta, provoca importantes carencias de nutrientes”, advierte la especialista.

Continúa leyendo