Dejar de fumar, ¿igual de difícil para todo el mundo?

Las personas caucásicas con una determinada variación en su secuencia genética (Taq1A) pueden tener más facilidad para dejar de fumar, según un análisis publicado por la revista Translational Psychiatry.

Las personas caucásicas con una determinada variación en su secuencia genética (Taq1A) pueden tener más facilidad para dejar de fumar, según un análisis publicado por la revista Translational Psychiatry.

 

El estudio, elaborado por científicos de la Universidad de Zhejiang (China) a partir de los resultados de 22 trabajos previos, sugiere que los fumadores caucásicos con la variante A2/A2 de ese genotipo dejan el hábito con menos esfuerzo.

 

"Fumar es la causa evitable más común de muchas enfermedades y contribuye a cerca de seis millones de muertes en el mundo cada año", señala el trabajo liderado por el investigador Younlong Ma, que subraya el "considerable interés que existe por identificar los factores genéticos que facilitan dejar el hábito, en los que la heredabilidad se estima en un 50 %".

 

A partir de estudios con gemelos y patrones familiares, los científicos piensan desde hace tiempo que el tabaquismo está influido tanto por factores ambientales como genéticos, y creen que el sistema de recompensa a través de la dopamina juega un rol crucial en la iniciación a ese hábito y el desarrollo de una dependencia.

Según los científicos, las concentraciones altas de dopamina en el cerebro que no se producen por estímulos como la comida, la nicotina y el sexo son un factor que puede moderar la dependencia al tabaco.

 

Diversas investigaciones se han centrado hasta ahora en determinar qué variaciones genéticas están relacionadas con las funciones dopamínicas del cerebro y podrían por lo tanto contribuir a que la tendencia al tabaquismo sea hereditaria.

 

Entre los genes estudiados, el DRD2 es uno de los que más atención ha despertado, dado que está ligado al funcionamiento de los receptores de dopamina. Con todo, los autores señalan que ese resultado debe ser interpretado con cautela, dado que existen ciertas limitaciones en los estudios que han analizado, como el uso de fármacos para dejar de fumar, que podrían afectar a los resultados obtenidos.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO