Deporte. Conoce sus Beneficios y Riesgos

Para disfrutar de buena salud, los expertos recomiendan practicar, como mínimo, media hora de ejercicio al día. Por eso, resulta conveniente conocer qué beneficios y riesgos entrañan los deportes más practicados, porque "no a todos les va bien todo". Toma nota:
Caminar: es apto para prácticamente todo el mundo. La clave es caminar a buen ritmo (tan deprisa como se pueda), ya que así aumentan sus beneficios cardiovasculares. Al caminar los brazos deben estar en ángulo recto.
Correr: es el deporte cardiovascular por excelencia. A practicarlo se mueve todo el cuerpo, de ahí que sea una actividad físca buena para tonificar los músculos. Es fundamental estirar los músculosde las piernas antes y después del ejercicio. La zancada debe ser cómoda, levantando los pies del suelo lo mínimo, para que el impacto sea menor. Ten cuidado si corres por las calles de la cuidad y llevas auriculares: puedes tener un accidente (ve atento al tráfico). Se queman unas 450 calorías cada 30 minutos.
Bicicleta: es perfecto para el corazón y apto para todas las edades. Intenta no ir por la carretera: España es el país europeo en el que más ciclistas mueren en ella. Se queman entre 300 y 400 calorías cada media hora.
Natación: es cardiovascular, perfecto para mantener la espalda y ayuda a quemar calorías (entre 300 y 400 calorías en función del estilo, cada media hora). No entraña riesgos. es importante comenzar despacio y siempre sincronizando la respiración con el nivel de actividad. Cuantos más estilos se practiquen y combinen, más completo es el ejercicio.
Fútbol y baloncesto: fomentan la sociabilidad al practicarse en grupo y son cardiovasculares. eso, sí, hay que tener cuidado con las lesiones, ya que ambos son deportes de contacto que implican movimientos bruscos (saltos, choques, giros...) y pueden provocar problemas musculares y articulares. Se pueden quemar 300 calorías cada media hora.
Tenis: hay que tener cuidado si se tienen problemas de espalda porque este deporte exige diveras posturas de rotación, torsión y flexión de la columna. Consume entre 250 y 300 calorías cada media hora.
Pesas: ayudan a fortalecer y mantener la masa muscular. Siempre hay que consultar con un experto para evitar posibles lesiones.
Esquí: ­el simple hecho de estar en medio de la nieve pone en funcionamiento tu metabolismo para adaptarse al frío. Se queman un promedio de 270 calorías cada media hora. Ten cuidado con las caídas y los movimientos bruscos: puedes lesionarte las rodillas y los tobillos.

Continúa leyendo