Depura tu organismo después de los excesos navideños

Por lo general, en estos días la mayoría notamos retención de líquidos, la piel apagada, hinchazón en el abdomen o incluso un ligero aumento en la báscula.

Aportemos nutrientes y limpiemos por dentro

Por eso, es preciso desintoxicar nuestro organismo después de los excesos de estas fiestas aportándole nutrientes y limpiando nuestros aparatos urinario y digestivo, para sentirnos mejor.

Si queremos depurar el cuerpo, nada mejor que beber abundante agua, que nos ayuda a eliminar, sobre todo si lo hacemos en ayunas, activar el metabolismo y devolver a nuestra piel toda la hidratación que ha ido perdiendo en estos últimos días.

Añadiendo al agua unas gotas de limón aumentaremos su efecto depurativo, ya que el ácido cítrico contribuye a limpiar el organismo, por eso otro buen aliado es un zumo de naranja en el desayuno, que además con su vitamina C nos hace producir más colágeno y prevenir el envejecimiento de la piel.

Para evitar la retención de líquidos podemos tomar infusiones diuréticas, como la cola de caballo, el té verde o el rojo, que además aceleran el metabolismo. Si aún así nos seguimos sintiendo hinchadas, las infusiones de hinojo ayudan a disolver los gases y lucir un vientre plano.

Los zumos de apio, zanahoria, pera o manzana también son muy buenas opciones, pero como las temperaturas tampoco animan mucho a tomarlos, podemos echar mano de los caldos de verduras, con los que también conseguiremos depurar e hidratarnos con pocas calorías.

Alcohol y refrescos es mejor dejarlos de lado durante unos días o, si es inevitable, por lo menos consumirlos con mucha moderación.

Alimentos que nos ayudan a depurar... y otros que no

Además de en zumos, consumiendo las frutas enteras aprovecharemos toda su fibra y sus vitaminas y conseguiremos restablecer el equilibrio de nuestro cuerpo. Todas valen, pero destacan la uva y la pera, que con su alto contenido en pectina nos ayudan a eliminar toxinas.

Las verduras de hoja verde como las espinacas, los berros o la rúcula, por su contenido en clorofila, son perfectas para limpiar nuestro estómago, además aportan antioxidantes y vitaminas y al igual que las frutas fortalecen nuestro sistema inmunológico, que después de tanta fiesta puede que ande un poquito decaído. Se pueden tomar cocidas o en ensalada, aunque esta opción en invierno apetece menos.

También te puede interesar:

Continúa leyendo