Descubre el poder de las habas

Estas legumbres verdes y ovaladas son una importante fuente de fibra y ácido fólico.

habas frescas
Habas frescas.

Las habas o habichuelas son unas legumbres muy nutritivas, saciantes y saludables para nuestro organismo. Pueden cocinarse en numerosas recetas como las habitas con jamón, las habas a la catalana o las hamburguesas de habas. Además, aunque son unas legumbres propias de la primavera, pueden comerse en cualquier época del año congeladas. ¡Sin duda, las habas son poderosas! Por eso, en este artículo os contamos los beneficios de este alimento y los trucos para saber elegirlas bien. ¡Toma nota!

Propiedades

Las habas poseen numerosas propiedades. Estas legumbres verdes y ovaladas son una importante fuente de fibra y ácido fólico. Este último, además, es fundamental para producir glóbulos rojos y evitar la anemia. Las habas también contienen vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9), Vitamina E y Vitamina C. Es por ello son idóneas para las personas veganas, vegetarianas o incluso para deportistas.

Por si fuera poco, las habas son ricas en proteína vegetal y contienen minerales como potasio, hierro, calcio, fósforo o sodio. También contribuyen a la pérdida de peso ya que prácticamente no contienen grasas.

Beneficios

Las habas deberían ser un alimento imprescindible en nuestra dieta. Estas legumbres ayudan a reducir el colesterol malo (LDL) y previenen enfermedades cardiovasculares gracias a su alto contenido en fibra.

Además, este alimento es especialmente beneficioso para ayudar a personas con anemia, hipertensión o colesterol alto. También es estupendo para las personas que están intentando bajar de peso y para los diabéticos, ya que presenta un índice glucémico bajo.

Por otro lado, al ser ricas en fósforo también son recomendables para la etapa del crecimiento, ya que ayudan a fortalecer huesos y dientes.

Valor nutricional

Habas frescas.
Habas frescas.

Por cada 100 gramos, las habas tiernas contienen aproximadamente:

  • Agua: 81 gramos
  • Calorías: 72 kilocalorías
  • Carbohidratos: 12 gramos.
  • Proteínas: 6 gramos.
  • Fibras: 4 gramos
  • Grasas: 0,6 gramos.

Idóneas en cualquier receta

Existen una gran cantidad de recetas para incluir las habas. Desde las tradicionales habas con morcilla o habas jamón hasta la novedosa crema de habas y guisantes o la ensalada de bacalao y habas. Además, también pueden consumirse cocidas o secas, por lo que no te costará demasiado esfuerzo incluirlas en tu dieta.

Si has comprado habitas frescas lo mejor es cocinarlas al momento, ya que no suelen aguantar más de tres o cuatro días en la nevera. ¡No permitas que se estropeen! Si son demasiadas, una buena opción es desgranarlas y congelarlas.  

¿Sabes cómo elegirlas?

Si quieres que las habas conserven todas sus propiedades estas deben estar frescas. Para ello, las vainas de las habichuelas deben estar crujientes y con un color verde brillante o blanco lechoso. Por el contrario, si las legumbres presentan un color marrón significa que están pasadas y no sería recomendable comprarlas.

Por otro lado, las habas de las vainas delgadas suelen estar más tiernas y ser más nutritivas, por lo que podrán comerse incluso con su piel. Las vainas alargadas o grandes contienen alrededor de 30 habas y están más maduras, por lo que sí será necesario pelarlas en este caso.

Y tú, ¿conoces otros beneficios y propiedades de las habas? ¡Cuéntanoslo!

También te puede interesar:

Continúa leyendo