Detección precoz y dieta variada, claves para vencer el cáncer de colon

Este tipo de cáncer es el tumor diagnosticado más frecuente en España, pero un diagnóstico rápido permite curarlo en un 90% de los casos.

El cáncer de colon es el cáncer más frecuente diagnosticado y el segundo más común tanto en hombres como mujeres. En España, 90.000 personas padecen esta enfermedad que provoca más de 11.000 muertes anuales. Cada 31 de marzo se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Colon con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de la prevención y la detección precoz

Este cáncer suele aparecer a raíz de una lesión, conocida como pólipo, en el colon o intestino grueso. En un momento determinado, las células de la zona de esta lesión precancerígena comienzan a tener un comportamiento anormal que desemboca en cáncer. 

Los principales factores de riesgo son la edad, los antecedentes familiares y los antecedentes personales. En concreto, la edad es un factor determinante, ya que 5 de cada 1.000 personas con más de 50 años padecen esta enfermedad. Por ello, la prevención y la detección precoz son claves para luchar contra el cáncer.  

La fibra, protectora de nuestra salud intestinal 

Jorge Rodríguez, técnico superior en dietética y nutrición, nos recuerda que la alimentación tiene mucho que ver con la prevención de esta enfermedad. “En el cáncer de colon, los factores de riesgo a nivel alimentario pueden ser el consumo excesivo de grasas (especialmente saturadas), proteínas y alcohol. Sin embargo, una ingesta adecuada de fibra, frutas, verduras y hortalizas disminuye notablemente los factores de riesgo. Entre ellos, cabe destacar el papel protector de una dieta rica en fibra”. 

La fibra se puede encontrar en verduras como el brécol, los guisantes y las zanahorias y en frutas como la manzana y la pera con piel. Otros alimentos ricos en fibra son las legumbres (garbanzos, alubias blancas y lentejas) y los frutos secos como las almendras y cacahuetes. En el caso de los cereales, Rodríguez señala que estos “deben ser completos” como el salvado de trigo, el pan integral 100% y la avena.

Por tanto, se puede determinar que una dieta variada y equilibrada junto la realización de ejercicio regular suponen la mejor forma de prevenir el desarrollo de este tipo de cáncer.  

La prevención y la detección de precoz 

No obstante, no podemos olvidarnos de las revisiones médicas. La doctora  Mileidis San Juan Acosta, responsable del comité de Actividades Fundacionales de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) , apostilla que los programas de cribado son la mejor forma de anticiparse. “La edad es un factor muy importante. Por ello, las personas de más de 50 años deben participar en los programas de cribado de cáncer de colon. Estos programas consisten en la realización de una prueba de las heces del paciente, denominada sangre oculta, donde buscan sangre microscópica. En el caso de que se encuentre, el paciente es derivado a una prueba de colonoscopia”.

La doctora hace en hincapié en la importancia de las colonoscopias e indica que estas pruebas no solo pueden detectar cáncer de colon sino también cualquier otra lesión. “La población debe perder el miedo a hacerse estas pruebas. Actualmente, el paciente es sedado cuando se le realiza una colonoscopia, por lo que no se entera de nada. Estas pruebas nos permiten conocer si existe alguna lesión para poder tratarla. La detección de una lesión precancerígena o el cáncer en estado precoz nos permite alcanzar la curación en el 90 % de los casos. De ahí, la importancia de estas pruebas”. 

El programa de cribado de cáncer de colon se encuentra disponible en todas las comunidades autónomas, por lo que todas las personas mayores de 50 años son adheridas automáticamente a él. Y es que la detección precoz y una alimentación equilibrada son las mejores armas en la lucha contra esta afección

Continúa leyendo