Diente de León para Controlar el Peso

De la misma familia que la achicoria, se conoce como diente de león por sus hojas recortadas y está presente en casi todas las regiones del mundo (en algunas zonas se consumen sus hojas como ensalada y se prepara un sucedáneo del café de su raíz torrefacta).
¿Por qué destaca? Por ser un gran depurativo, ya que estimula la digestión (se usa en casos de hipoacidez gástrica, hígado perezoso -aumenta de 2 a 4 veces la crececión biliar-, estreñimiento...). Además, se ha demostrado su acción sobre los cálculos biliares (es laxante y diurético).
Gracias a su efecto diurético, sin efectos perjudiciales, ayuda a eliminar las toxinas acumuladas en el organismo. De ahí que los expertos recomienden realizar breves curas de diente de león en los cambios de estación o en caso de algún exceso alimentario.
¿Cómo lo encuentras en el mercado? En comprimidos, gotas y en hojas desecadas. Pregunta en tu herbolario.

Continúa leyendo