Dieta para la candidiasis: ¿realmente funciona?

¿Puede la alimentación combatir una infección por candidiasis? Te contamos todo sobre esta dieta.

La cándida es un tipo de levadura que normalmente vive dentro del cuerpo humano en lugares concretos como la boca, la garganta, el intestino y los genitales. Normalmente su presencia no conlleva ningún riesgo para la salud y es asintomática, aunque los problemas aparecen cuando este hongo crece sin control, generando entonces problemas digestivos, picor, hinchazón o alergias. Se estima que 3 de cada 4 mujeres tienen al menos una candidiasis en su vida, sobre todo en sus zonas íntimas. La candidiasis vaginal es la más frecuente de todas.

Debido a que las infecciones por hongos son relativamente comunes, en los últimos años ha surgido la conocida como dieta anti - Candida, que se postula como una forma de eliminar la infección a través de la alimentación. Esta dieta se suscribe a la noción de que el azúcar alimenta el crecimiento excesivo del hongo, generalmente en el intestino, lo que conduce a una variedad de problemas que se extienden más allá de esta zona. 

Algunos de los alimentos que forman parte de esta dieta son: 

  • Verduras sin almidón, como el calabacín y el brócoli.
  • Algunas frutas bajas en azúcar como las bayas y las frutas del bosque.
  • Granos sin gluten como la quinoa (evitando trigo, cebada, centeno y espelta).
  • Proteínas magras. Los huevos y la carne blanca de pollo y pavo son las opciones preferidas, aunque se permite algo de carne roja, como la carne de res bien cocida.
  • Solo algunos productos lácteos como la mantequilla entran en la dieta; sin queso ni leche.
  • Los alimentos fermentados, que contienen probióticos, como el yogur (que no tiene mucha azúcar) y el kéfir, son otras dos fuentes de lácteos aptas.

Algunos de los alimentos a evitar en esta dieta:

  • Alimentos ricos en levaduras: Como el pan, las pizzas y los artículos de bollería. También las bebidas con levadura (como la cerveza, la sidra o el vino…), los quesos con moho (como las variedades de Camembert, Roquefort, Brie, Gorgonzola, Cabrales...), las natas fermentadas, las frutas deshidratadas, los hongos y las setas. 
  • Alcohol: se trata de un azúcar fermentado y por tanto debe evitarse a toda costa.
  • Alimentos ricos en azúcar: Sobre todo los ricos en azúcares simples: bollería, chocolate, azúcar de mesa...ya que pueden fomentan el crecimiento de hongos.
  • Algunas frutas altas en azúcar: Como los plátanos, las uvas y los mangos.
dieta para la candidiasis
Pexels

¿Es realmente eficaz esta dieta?

Las infecciones por cándida se producen cuando existe un desequilibrio entre el poder patógeno del hongo y las defensas del sistema inmunitario. Por ello, una dieta rica en probióticos y baja en azúcares, que puede ayudar a regular la flora microbiana normal, puede ser útil para mejorar los síntomas de la infección puntualmente. Sin embargo, no existen evidencias científicas de que esta dieta pueda eliminar una infección de este tipo por sí sola. El tratamiento de la candidiasis siempre debe ser farmacológico, para eliminar los hongos a través de medicamentos, que pueden administrarse por vía oral, con pomadas u a través de óvulos. ¡Acude siempre a tu médico si tienes dudas!

También te puede interesar:

Continúa leyendo