Dieta (Evita que las Navidades Arruinen tu Línea)

Las fiestas navideñas conllevan muchas celebraciones y comidas copiosas. Y nuestra línea, la mayoría de las veces, termina fuera de línea, vencida por KO. ¿Existe alguna fórmula para cuidarla los días antes? ¿Algún método preventivo? Se lo hemos preguntado a los expertos de Clínica Londres. La doctora Rosa Cabecerans, nutricionista  de la Clínica Londres de Barcelona, nos da una serie de hábitos y de alimentos para mantener la línea estos días. ¿El primero? " Tanto el día anterior a una comida o cena más copiosa como los posteriores es aconsejable consumir alimentos más ligeros y depurativos, acompañándolos de infusiones digestivas: es un punto de apoyo para compensar los excesos", explica. Toma nota de sus sugerencias y síguelas. Las navidades no te pesarán en la báscula:
1.   Comienza el día con un vaso de agua con un poco de zumo de limón, ayuda a eliminar sustancias de desecho, toxinas. Bebe otros siete vasos durante el día, preferiblemente con limón.
2.   No te saltes el desayuno ni la media mañana o merienda, tanto antes como después de una comida o cena excesiva. En un error, porque irás a ellas con más apetito. Si quieres, haz el desayuno más suave y ligero, pero no lo olvides. Sirve para reponer fuerzas y para que, al sentarnos a comer, lo hagamos con un apetito normal y con menos ansiedad.
3.   Toma té verde, contiene muchos antioxidantes y menos estimulantes que el café.
4.   Reduce el café: si no puedes privarte, quédate sólo con el del desayuno.
5.   Toma infusiones  de diente de león,  manzanilla, menta, hierbaluisa, genciana, achicoria, cardamomo, jengibre, romero o hinojo, que ayudan a eliminar toxinas y favorecen la digestión.
6.   Como entrante de las principales comidas va muy bien un caldo de verduras,  ya que compensa la acidez del organismo que provocan los azúcares, el alcohol, las proteínas, el café... (recuerda que la acidez del organismo está detrás de muchas dolencias).
7.   Aumenta el consumo de alimentos depurativos. Te irán muy bien porque estimulan los órganos encargados de eliminar toxinas y desechos (hígado, riñones e intestino), con lo que alivian las molestias provocadas por los excesos (pesadez de estómago, sensación de hinchazón, flatulencia o dolor de cabeza). Los alimentos que tonifican el hígado son los vegetales de ligero sabor amargo: escarola, endibias, alcachofa, cardo, berenjena. Las verduras y las frutas como el apio, los espárragos, la borraja, la manzana o la pera activan el riñón. Los vegetales, en general,  actúan como potentes antioxidantes y desintoxicantes, fortalecen las defensas y ayudan a eliminar toxinas y agentes carcinógenos ('productores' de cáncer). Los germinados en la ensalada (brotes de soja, alfalfa, trigo o cebada) contienen enzimas que contrarrestan los gases.
8.   Toma tqmbién fibra (presentes en las frutas, legumbres y  cereales integrales): estimulan los movimientos intestinales y favorecen la eliminación de desechos.
9.   Evita el consumo de harinas refinadas y azúcares, que aportan pocos nutrientes y tienen alto índice glucémico.
10. Prescinde de las grasas trans (en las etiquetas aparecen como "grasas vegetales parcialmente hidrogenadas"), presentes en la bollería industrial y otros productos procesados.
11.  Reduce las grasas saturadas (de origen animal: mantequilla, embutidos).
12. ¡Muévete! Activa tu organismo: caminar 30 minutos  al día es fundamental para mantener tu metabolismo activo.

Continúa leyendo